El mayor portal sobre protección y diversificación de activos internacionales

Horas Laborales 9:00-18:00 wknd
icon-skype-png icon-telegram-png icon-viber-png icon-whatsapp-png

El mayor portal sobre protección y diversificación de activos internacionales

Horas Laborales
9:00-18:00 wknd
+372 5 489 53 37
+381 6911 12327

Principales razones por las que se cancelan los programas de ciudadanía por inversión

¿Por qué terminan en algún momento los programas de ciudadanía económica? Los Gobiernos nacionales pueden cerrar los programas por varias razones. Pueden estar preocupados por su seguridad nacional, o pueden considerar que los procedimientos de concesión de la ciudadanía a extranjeros no son lo bastante transparentes, o pueden temer que delincuentes de otros países puedan utilizar su programa de ciudadanía por inversión para blanquear dinero. Además, pueden sufrir la presión de la comunidad internacional, muy preocupada por la utilización de los programas de «pasaportes dorados» con fines ilegales. Analicemos con más detalle por qué se puede poner fin a los programas de ciudadanía por inversión. Esto nos dará una mejor comprensión de las razones por las que un determinado programa nacional puede cerrarse pronto.

Closing investment programs

Los programas de ciudadanía económica atraen a personas adineradas de distintos países del mundo, una vez más, por diversas razones. Algunos de ellos quieren crear una empresa en una jurisdicción extranjera estable, otros quieren acceder a las oportunidades de viajar sin visado que puede brindar el pasaporte extranjero, y otros están interesados en aprovechar las oportunidades educativas o médicas que ofrece el país extranjero cuya ciudadanía están adquiriendo. El acceso a algunos nuevos instrumentos de planificación fiscal y oportunidades bancarias también puede ser una de las razones por las que una persona puede estar interesada en solicitar un segundo pasaporte.

Notice blue

Los expertos de International Wealth estarán encantados de ayudarle a comparar los programas de ciudadanía por inversión que aún funcionan. Podemos ayudarle a elegir el programa que cumpla sus requisitos y se ajuste a sus posibilidades financieras. Cuando haya elegido el programa de ciudadanía por inversión que más le atraiga, estaremos encantados de ayudarle a solicitar un segundo pasaporte. Con nuestra experiencia en la materia, no tendrá que pagar de más y la confidencialidad de su segunda nacionalidad estará bien protegida. Por favor, solicite una consulta profesional sobre la solicitud de ciudadanía extranjera. La consulta es gratuita.

banner_people

Para consultar, envíe sus datos de contacto

Consulte la lista de documentos requeridos, y obtenga los detalles del proceso, los términos y costos.

Contacte a un asesor

Hablemos por messenger

No obstante, los Estados soberanos que otorgan «pasaportes dorados» a individuos extranjeros no realizan este proceso de manera gratuita. En lugar de ello, conceden la ciudadanía a los solicitantes foráneos a cambio de inversiones substanciales o contribuciones a sus fondos estatales. Los ingresos generados por los programas de ciudadanía por inversión se destinan a abordar una amplia gama de desafíos sociales y a impulsar la mejora de sectores cruciales, como el transporte, la industria bancaria y el turismo, entre otros. A pesar de que estos programas de ciudadanía por inversión representan una fuente adicional de financiamiento para los presupuestos estatales, es importante destacar que pueden llegar a su conclusión en algún punto temporal. Algunos de estos programas han mantenido su existencia durante un período considerable, mientras que otros han sido descontinuados.

Moldavia, Chipre, Bulgaria, Montenegro y las Comoras han optado por clausurar sus respectivos programas de ciudadanía económica por diversas razones. En algunos casos, la presión ejercida por la comunidad internacional ha sido el factor determinante que ha conducido al cierre de los programas nacionales de ciudadanía por inversión.

A veces los miedos son injustificados

En ocasiones, los temores carecen de fundamentos sólidos. La Comisión Europea ha reiterado en múltiples instancias su inquietud respecto a los programas de ciudadanía por inversión que se encuentran disponibles en el continente europeo. Los funcionarios europeos argumentan que tales programas plantean una posible amenaza a la seguridad de Europa, aludiendo a la capacidad de individuos no europeos que adquieren pasaportes europeos a través de inversiones para alterar su identidad. Además, existe una preocupación por la posibilidad de que delincuentes procedentes de distintas regiones del mundo puedan acceder sin visado a los países pertenecientes al espacio Schengen utilizando un segundo pasaporte.

Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones, estas preocupaciones carecen de fundamento. Todos los países que otorgan pasaportes a inversionistas extranjeros implementan rigurosos procesos de debida diligencia antes de conceder la ciudadanía a extranjeros. Los solicitantes deben presentar pruebas concluyentes de que sus fondos han sido adquiridos de manera lícita, lo que se aplica tanto a la cantidad invertida en el segundo pasaporte como a su patrimonio en su totalidad. Además, todos los aspirantes a obtener una segunda nacionalidad deben demostrar un historial penal limpio. Además, las leyes nacionales contienen disposiciones específicas que regulan la adquisición de la ciudadanía, dejando en claro que esta se revocará si el nuevo ciudadano es condenado por fraude, ocultamiento de información u otras conductas ilícitas que puedan menoscabar la reputación del país receptor.

Es importante destacar que tanto Chipre como Antigua han anulado varios pasaportes en el pasado, y en la actualidad. Bulgaria está investigando diversos casos que podrían resultar en la revocación de la segunda nacionalidad de ciertas personas. En particular, se sospecha que varios extranjeros que adquirieron la nacionalidad búlgara mediante inversiones en bienes raíces han vendido sus propiedades antes del plazo establecido. La legislación búlgara es explícita al respecto: si un inversor extranjero no mantiene la propiedad durante el período especificado, perderá su ciudadanía en el país.

Principales razones por las que pueden cerrarse los programas nacionales de ciudadanía por inversión

A pesar de los beneficios que los programas de ciudadanía económica aportan a las arcas nacionales de los países anfitriones, en ocasiones se decide clausurarlos. A continuación, enumeramos los factores preponderantes que han contribuido a la finalización de varios programas de ciudadanía por inversión:

  • Deficientes Protocolos de Diligencia Debida: La debilidad en los procedimientos de diligencia debida representa la principal razón por la cual un programa de ciudadanía por inversión puede cerrarse. En el caso de individuos con antecedentes delictivos que buscan evadir a las autoridades en sus países de origen, la obtención de un segundo pasaporte se presenta como una oportunidad tentadora para alterar su identidad. En ocasiones, estos individuos pueden lograr su objetivo sobornando a funcionarios del país receptor. Sin embargo, cuando estas prácticas salen a la luz, la reputación del país anfitrión se ve gravemente perjudicada, tal como sucedió en Chipre.
  • Reacciones Públicas Desfavorables: La mayoría de los programas de ciudadanía por inversión establecen requisitos de integración extremadamente laxos para los extranjeros, lo que implica que no se les exige aprender el idioma nacional, familiarizarse con la historia y la cultura locales, ni arraigar sus intereses personales en el país de acogida. A menudo, esta falta de integración puede generar una reacción negativa en la población local hacia el programa, lo que puede ejercer presión sobre el Gobierno para poner fin al programa debido a sentimientos de descontento. Aunque este factor rara vez constituye la razón principal para la finalización de un programa, puede contribuir de manera significativa.
  • Problemas de soberanía. Si un programa nacional de ciudadanía por inversión adquiere una excesiva popularidad y atrae a un gran número de extranjeros, pueden surgir amenazas a la soberanía del país. Para preservar su identidad nacional y ejercer un mayor control sobre los procesos de inmigración, el Gobierno puede optar por cerrar el programa o limitar el número de solicitudes.
  • Riesgos relacionados con el blanqueo de dinero y la corrupción. Las autoridades reguladoras internacionales vigilan de cerca los regímenes de ciudadanía económica por su capacidad potencial de ser utilizados para el blanqueo de dinero, la evasión fiscal y otras actividades fraudulentas. Si las comprobaciones de diligencia debida que un país concreto lleva a cabo al conceder la ciudadanía a extranjeros parecen débiles o ineficaces a los reguladores, éstos pueden ser alertados. En consecuencia, el país anfitrión puede enfrentarse a problemas de reputación. Todos los países que «venden» sus pasaportes a inversores extranjeros están endureciendo sus procedimientos de diligencia debida, pero si sus esfuerzos no tienen éxito, es posible que tengan que cerrar sus programas de ciudadanía por inversión. Lo mismo ocurre con los bancos: tienen que conocer muy bien a sus clientes extranjeros para evitar multas y otras sanciones. Ningún banco quiere perder a sus corresponsales en otros países, y mucho menos perder la licencia bancaria.  
  • Cambio de clima político. Las dinámicas políticas pueden cambiar en cualquier país, lo que significa que un Gobierno que instaura un programa de ciudadanía por inversión puede ser sucedido por otro que no comparta la misma perspectiva. Por lo tanto, ante un cambio de administración, el programa nacional de ciudadanía por inversión puede quedar en suspenso o incluso cancelarse.
  • Presión externa de las organizaciones internacionales. Todos los países que conceden la ciudadanía a inversores extranjeros tienen que hacer frente a presiones internacionales de cierta intensidad. Los reguladores mundiales presionan a los gobiernos nacionales para que se ajusten a las normas internacionales en lo que respecta a la adquisición de la ciudadanía. La Comisión Europea, la OCDE y otros organismos transnacionales han expresado en repetidas ocasiones su grave preocupación por los programas de ciudadanía por inversión. El Consejo de la UE ha pedido a los Estados miembros que cancelen todos sus programas de ciudadanía por inversión antes de 2025. Las organizaciones internacionales disponen de poderosos instrumentos de presión. Pueden hacer que cualquier Estado nacional «se atenga a las normas». Malta, por ejemplo, sigue expidiendo «pasaportes dorados», pero obtener uno se ha convertido últimamente en una tarea bastante difícil.
  • Posible evasión fiscal. Algunos países que ofrecen ciudadanía a inversionistas extranjeros son considerados «jurisdicciones offshore» que, en ocasiones, se destacan por sus ventajas fiscales. Esto genera preocupaciones en organismos como la OCDE, que temen que la posesión de un segundo pasaporte pueda facilitar la ocultación de activos y la evasión fiscal. Si un país no cumple con las normas de transparencia fiscal y, al mismo tiempo, ofrece ciudadanía a extranjeros, podría enfrentar sanciones internacionales y ser incluido en listas negras.
  • Crisis de la vivienda. Si un Estado nacional concede la ciudadanía o la residencia permanente a los extranjeros que compran bienes inmuebles en su territorio, los precios de los alojamientos residenciales en el país pueden subir. Como es natural, la población local se siente descontenta cuando la propiedad residencial les resulta menos asequible. Esto es exactamente lo que ha ocurrido en Portugal, por ejemplo. El país está cerrando su programa de «visado de oro» (residencia por inversión) debido a la espectacular subida de los precios inmobiliarios.
  • Xenofobia. Por desgracia, la desconfianza hacia los extranjeros es característica de muchas nacionalidades. Esta desconfianza puede extenderse también a los inversores extranjeros y los residentes de un determinado país con mentalidad nacionalista pueden insistir en que se cierre el programa local de ciudadanía por inversión para mantener alejados a los extranjeros, incluidos los inversores extranjeros. Esta actitud no es razonable, pero hay que admitir que el comportamiento humano no siempre lo es.
  • Denuncia de los acuerdos de viaje sin visado. Canadá y la UE han denunciado sus acuerdos de exención de visado con algunos países que «venden» su ciudadanía a extranjeros. En concreto, los ciudadanos de dos de estos países del Caribe (Antigua y San Cristóbal) han perdido el acceso sin visado a Canadá, mientras que los ciudadanos de Vanuatu, en el Pacífico Sur, tienen que solicitar ahora visados para entrar en la zona Schengen, algo que no tenían que hacer antes. Estos hechos han restado atractivo a los correspondientes programas de ciudadanía por inversión.
  • Falta de transparencia. Algunos críticos de los programas de ciudadanía por inversión creen que gran parte del dinero gastado en pasaportes extranjeros queda sin justificar. Afirman que los políticos y funcionarios corruptos de los países de acogida suelen recibir sobornos y ayudan a extranjeros poco fiables a obtener segundos pasaportes. El principal argumento de los críticos es que los políticos corruptos se benefician de los programas de ciudadanía por inversión más que la gente corriente que vive en los países. La falta de transparencia y la regulación ineficaz de los flujos de dinero implicados en los programas de ciudadanía por inversión provocan una reacción muy negativa por parte de la comunidad internacional.

Asistencia profesional para adquirir la ciudadanía económica de un país extranjero

Si desea saber qué opciones de ciudadanía por inversión están aún disponibles, síganos en las redes sociales (haga clic en el icono «Contacte con nosotros ahora» de arriba y desplácese hasta el final de la página). Los expertos de International Wealth estarán encantados de asesorarle sobre la adquisición de una segunda nacionalidad o la residencia legal en un país extranjero. Le pondremos en contacto con los agentes de inmigración más fiables del país de su elección.

Notice blue

No dude en escribirnos o llamarnos por teléfono si desea hacernos alguna pregunta. Siempre respondemos con prontitud.

¿Necesita una consulta?
Ayúdenos a hacer que el portal sea aún más informativo, actualizado y valioso para usted y su negocio.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.