El mayor portal sobre protección y diversificación de activos internacionales

Horas Laborales 9:00-18:00 wknd
icon-skype-png icon-telegram-png icon-viber-png icon-whatsapp-png

El mayor portal sobre protección y diversificación de activos internacionales

Horas Laborales
9:00-18:00 wknd
+372 5 489 53 37
+381 6911 12327
Dual citizenship for a business person

Doble Nacionalidad para Empresarios: Aspectos Positivos y Negativos

La obtención de una segunda ciudadanía y un pasaporte adicional puede representar una herramienta estratégica de gran utilidad para empresarios que frecuentemente realizan transacciones internacionales. Más allá de facilitar la movilidad global, estos beneficios pueden extenderse a la optimización de la estructura fiscal, la diversificación de inversiones a nivel internacional y la facilidad en la apertura de cuentas bancarias en jurisdicciones extranjeras. No obstante, junto a estas ventajas sustanciales, es importante considerar las responsabilidades adicionales que conlleva la adquisición de una doble nacionalidad.

¿Qué implica exactamente la doble nacionalidad en el contexto empresarial? ¿Cuáles son las ventajas y desventajas inherentes a este status? ¿Cuáles son los procedimientos para obtener la ciudadanía de un país extranjero? Estas interrogantes, junto con otras cuestiones relacionadas, serán abordadas en detalle a continuación. No obstante, es relevante destacar que un conjunto selecto de países ofrece programas de ciudadanía por inversión dirigidos a individuos extranjeros con intereses empresariales y financieros globales.

Dual citizenship for a business person

¿Qué es la doble nacionalidad?

La doble nacionalidad se refiere a la condición en la cual un individuo es reconocido como ciudadano de dos Estados simultáneamente. En ciertos países, el principio de «ius soli» (Derecho de suelo) otorga la ciudadanía a todos aquellos nacidos en su territorio. En tales casos, un niño nacido de padres extranjeros adquiere automáticamente la ciudadanía de ambos países al nacer. Además, la doble nacionalidad puede adquirirse mediante el matrimonio con un ciudadano extranjero o a través del proceso de naturalización en un país diferente al de origen. Asimismo, algunos Estados ofrecen la posibilidad de obtener la nacionalidad a cambio de inversiones en bonos gubernamentales o bienes raíces. Poseer dos o más pasaportes simultáneamente puede representar una ventaja significativa para un empresario que busca expandir las operaciones de su empresa a nivel internacional.

Beneficios de la Doble Nacionalidad para Empresarios

La adquisición de una doble nacionalidad conlleva una serie de ventajas significativas, que incluyen las siguientes:

  • Facilitación de Viajes: Obtener un segundo (o tercer) pasaporte puede permitir el acceso sin necesidad de visa a diversos destinos. Por ejemplo, un ciudadano estadounidense puede acceder a China sin visa adquiriendo la nacionalidad de Granada mediante inversión.
  • Ventajas Fiscales: Algunos países que ofrecen programas de ciudadanía por inversión también presentan regímenes impositivos favorables. Esto podría resultar en una reducción de la carga fiscal para el individuo, aunque implica el requisito de convertirse en residente fiscal del país extranjero.
  • Diversificación Bancaria e Inversiones: La posesión de un segundo pasaporte permite la apertura de cuentas bancarias en diversas jurisdicciones, especialmente útil para aquellos cuyos países de origen enfrentan restricciones bancarias. Además, brinda acceso a licitaciones públicas y oportunidades de inversión que pueden estar limitadas para extranjeros en ciertos países.
  • Acceso a Nuevos Mercados: Al establecer una plataforma más amplia para las operaciones comerciales, se pueden aprovechar grandes mercados internacionales. Por ejemplo, adquirir la nacionalidad de Granada permitiría viajar sin restricciones a China, un mercado con una población de más de mil millones de personas.
  • Flexibilidad para Trasladar Empresas: Ante cambios desfavorables en el clima empresarial del país de origen, se puede optar por reubicar la empresa en el segundo país de origen, que podría ofrecer ventajas competitivas a las empresas registradas allí.
  • Reserva de Seguridad en Caso de Crisis: La doble nacionalidad y un pasaporte de otro país proporcionan una «salida de emergencia» en situaciones de crisis política o social en el país de origen, permitiendo trasladarse con la familia a otro país como ciudadano pleno.
  • Protección contra la Apatridia: La adquisición de una segunda nacionalidad previene el riesgo de convertirse en apátrida en caso de revocación de la ciudadanía del país de origen, ofreciendo una alternativa viable sin renunciar a la ciudadanía original. En términos más prácticos, a muchos estadounidenses que viven y trabajan en otros países les molesta bastante tener que pagar impuestos al Tío Sam además de los que pagan donde viven. Sin embargo, no quieren renunciar a su ciudadanía estadounidense, porque nadie quiere convertirse en apátrida. ¿La solución? «Comprar» la nacionalidad de un país extranjero y renunciar a la de su país de origen sin convertirse en apátrida.

Desventajas de la doble nacionalidad

La obtención de una segunda ciudadanía conlleva ciertas consideraciones que requieren atención. Entre ellas se incluyen:

  • Doble Obligación Legal: La dualidad de ciudadanía implica la necesidad de cumplir con las leyes de dos países simultáneamente. Es importante destacar que las regulaciones, como las relacionadas con el ámbito empresarial, pueden diferir entre los países de ciudadanía, lo que puede requerir la adaptación de prácticas comerciales en el segundo país de origen. Además, pueden surgir obligaciones adicionales, como el servicio militar en algunos casos.
  • Doble Tributación: La posesión de doble nacionalidad puede resultar en la obligación de pagar impuestos en dos jurisdicciones. Por ejemplo, los ciudadanos estadounidenses están sujetos a impuestos sobre sus ingresos globales, lo que significa que deben pagar impuestos tanto en el extranjero como en los Estados Unidos. Aunque los tratados para evitar la doble imposición pueden mitigar este problema, la planificación fiscal para individuos con doble ciudadanía puede ser compleja y requiere asesoramiento profesional especializado.
  • Trámites Administrativos: Obtener la ciudadanía de un país extranjero, ya sea por naturalización o inversión, implica procesos administrativos que pueden ser prolongados y complejos. Desde períodos de espera de varios años hasta la resolución de cuestiones burocráticas relacionadas con la inversión, estos trámites requieren tiempo y recursos significativos para su resolución.

¿Cómo puede un empresario adquirir la doble nacionalidad de forma rápida y sencilla y a un precio asequible?

Para aquellos empresarios que valoran su tiempo, existe una alternativa atractiva para obtener una segunda nacionalidad de manera rápida y legal: la inversión en programas de nacionalidad por inversión en el extranjero. Esta estrategia no solo permite adquirir un segundo pasaporte de forma expedita, sino que también ofrece la posibilidad de recuperar la inversión realizada en un plazo razonable si se toman decisiones prudentes.

La inmigración por inversión ha emergido como una floreciente industria, con un volumen de negocio anual estimado entre 2.000 y 3.000 millones de dólares. Con el creciente número de países que ofrecen programas de «pasaportes dorados» a inversores adinerados, se espera un continuo aumento en el volumen de transacciones en este sector.

Los países que ofrecen oportunidades de ciudadanía por inversión se encuentran inmersos en una competencia constante entre sí. Esta dinámica contribuye a mantener los precios competitivos y a ofrecer una variedad de ventajas adicionales para atraer a inversores extranjeros. Estas condiciones son beneficiosas para aquellos que buscan obtener una nacionalidad extranjera, ya que tienen varias opciones entre las que elegir, adaptadas a sus objetivos específicos.

Los costos asociados con la adquisición de una segunda nacionalidad pueden variar significativamente según el país y los beneficios ofrecidos. Por ejemplo, la ciudadanía de Malta, reconocida como una de las más fuertes, puede alcanzar los 700.000 euros más inversiones en bienes raíces. Por otro lado, los pasaportes más asequibles se encuentran en el Caribe, con países como Dominica, Santa Lucía y Antigua y Barbuda ofreciendo la opción por 100.000 dólares más gastos administrativos.

En muchos casos, la obtención de un segundo pasaporte no requiere la presencia física en el país, lo que agiliza el proceso. Sin embargo, en algunos casos como Antigua y Barbuda, se requiere una estancia mínima para mantener el pasaporte, con el objetivo de fomentar la inversión y la integración en la comunidad local. A pesar de este requisito, las autoridades locales buscan promover una relación más profunda y duradera con los inversores, incentivando la adquisición de propiedades y la residencia permanente en el país. En otras palabras: Quieren que visite el país, se enamore de él, compre una casa allí y se traslade definitivamente. Todo un acierto. 

Además de los países caribeños previamente mencionados, como Granada, San Cristóbal y Nieves también ofrece la venta de sus pasaportes a inversores extranjeros de alto patrimonio, aunque a un precio ligeramente más elevado. Sin embargo, un pasaporte de este país brinda acceso sin visa a un mayor número de destinos en comparación con los pasaportes de los otros cuatro estados caribeños.

A pesar de que el precio de un pasaporte extranjero es un factor importante a considerar, no es el único determinante al momento de buscar adquirir una segunda nacionalidad. Otros aspectos relevantes incluyen, por ejemplo, el nivel de escrutinio y rigor en los procedimientos de debida diligencia llevados a cabo por el país en cuestión.

Preguntas que debe plantearse un empresario antes de solicitar la nacionalidad extranjera  

Antes de embarcarse en el proceso de solicitud de nacionalidad extranjera, es crucial abordar una serie de preguntas fundamentales que ayudarán a determinar la viabilidad y el interés de obtener la ciudadanía de un país en particular. Entre las preguntas que deberían plantearse se incluyen las siguientes:

  •  Antecedentes de Visa: ¿Ha sido alguna vez denegada su visa para ingresar a un país extranjero? Es esencial abordar este tema, ya que una negación previa de visa puede influir en la viabilidad de obtener la ciudadanía en otro país, especialmente si existe un acuerdo de exención de visa con dicho país. Una denegación de visado a uno de los países de la zona Schengen o a Gran Bretaña es fatal por ejemplo.   Este factor es crucial y debe ser abordado con transparencia durante el proceso de diligencia debida. 
  • Inclusión de Familiares: ¿Qué miembros de su familia pueden ser incluidos en la solicitud de nacionalidad extranjera? Si bien la mayoría de los países que ofrecen ciudadanía por inversión permiten la inclusión de familiares, las regulaciones específicas pueden variar. Es importante comprender quiénes pueden ser incluidos en la solicitud y los requisitos correspondientes para cada tipo de familiar. En Santa Lucía, por ejemplo, el hijo recién nacido de un ciudadano económico no se convierte automáticamente en ciudadano del país. Normalmente, la lista de familiares que pueden incluirse en la solicitud contiene a los siguientes parientes:
    • Hijos menores de edad del solicitante principal (los hijos adultos también pueden incluirse si dependen económicamente del solicitante principal: si asisten a una universidad, por ejemplo);
    • Cónyuge del solicitante principal;
    • Padres del solicitante principal y su cónyuge si dependen económicamente del solicitante principal (no en todos los casos);
    • Hermanos solteros del solicitante principal y su cónyuge (no en todos los casos).
  • Política de Doble Nacionalidad: ¿El país de origen del solicitante permite la doble nacionalidad? Este es un aspecto crucial que debe ser discutido con su agente de inmigración, ya que puede afectar la elegibilidad y los procedimientos legales involucrados en el proceso de adquisición de la ciudadanía extranjera. En primer lugar, muchos países que conceden la ciudadanía económica no informan a las autoridades de los países de origen de los solicitantes. En segundo lugar, algunos países que no permiten la doble nacionalidad sobre el papel la permiten en la práctica (China, por ejemplo).
  • Restricciones de Nacionalidad: ¿Está su país de origen en la lista negra del país de destino? Algunos países tienen restricciones específicas sobre la adquisición de nacionalidad por parte de ciudadanos de ciertos países. Es importante conocer estas restricciones y evaluar su impacto en el proceso de solicitud de ciudadanía extranjera. Por ejemplo, San Cristóbal y Nieves no acepta solicitudes de nacionalidad de rusos, bielorrusos, norcoreanos, iraníes y afganos. Otros países no establecen límites y aceptan solicitudes de todo el mundo. En cualquier caso, cada solicitud se examina individualmente y el solicitante tiene que demostrar que el capital invertido se ha obtenido de forma legal y que no tiene antecedentes penales. Estas condiciones se aplican en todos los casos.
  • Planes de Viaje: ¿Cuáles son sus planes de viaje y qué destinos pueden ser accesibles con el nuevo pasaporte? Analizar la lista de destinos sin visa asociados con el pasaporte extranjero puede ser crucial para determinar su utilidad y conveniencia en función de sus necesidades de viaje y negocios.  Un ejemplo destacado es Malta, el único país con un programa de ciudadanía por inversión cuyo pasaporte otorga acceso sin visa a Estados Unidos. Esto lo convierte en una opción a considerar para aquellos con intereses comerciales en EE. UU. Por otro lado, el pasaporte granadino facilita la obtención de un visado a la llegada a los Emiratos Árabes Unidos, lo cual es atractivo para quienes realizan negocios en esta región. Si su objetivo es residir en la Unión Europea, Malta debería ser su principal prioridad. Asimismo, la mayoría de los países que ofrecen la ciudadanía a extranjeros por inversión brindan acceso sin visa a la zona Schengen, permitiendo una estadía de hasta 90 días. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los pasaportes de Turquía y Jordania, a pesar de tener programas de ciudadanía por inversión, no otorgan acceso sin visa a Europa.
  • Documentación y Requisitos: ¿Qué documentos son necesarios para la solicitud de nacionalidad extranjera? Es esencial conocer los documentos requeridos, como pasaportes, certificados de nacimiento, certificados de matrimonio, así como autorizaciones policiales e informes médicos. Aquí es donde pueden surgir algunos problemas. No puede obtener la nacionalidad extranjera si padece una enfermedad infecciosa. Tampoco puede obtenerla si tiene antecedentes penales. Dado que se exigen autorizaciones policiales de todos los países en los que haya vivido más de 6 meses en los últimos 10 años, puede parecer problemático obtenerlas. Si no puede obtener una autorización policial de un determinado país, es posible que pueda salirse con la suya si puede explicar claramente por qué exactamente no puede hacerlo. (Por ejemplo, el régimen político del país ha cambiado y las nuevas autoridades policiales no tienen ni idea de dónde están los antiguos registros). Sin embargo, no hay ninguna garantía de que este tipo de excusa vaya a funcionar. Todos los países quieren sólo nuevos ciudadanos respetuosos con la ley y quieren pruebas.  
  • Transparencia Financiera: ¿Qué información financiera se requerirá y cómo se justificará la fuente de los fondos de inversión? Las autoridades de inmigración generalmente requieren pruebas de la legalidad y origen de los fondos de inversión. Es fundamental proporcionar documentación clara y verificable sobre las fuentes de ingresos. Incluso si puede aportar un expediente policial limpio pero sus fuentes de ingresos parecen sospechosas, su solicitud de nacionalidad extranjera puede ser rechazada. Las autoridades de inmigración del país querrán tener una idea clara de cómo consiguió el dinero. Tendrá que aportar los documentos que demuestren la legalidad de sus fuentes de ingresos.  
  • Transferencias Bancarias:  ¿Será posible efectuar una transferencia bancaria al país de destino? Si usted es una persona íntegra, respetuosa de la ley y su solicitud de nacionalidad extranjera es aprobada, deberá realizar la donación o inversión requerida. Esto implica la necesidad de transferir fondos al país de destino. Para ello, es recomendable utilizar su cuenta bancaria personal o empresarial. Aunque no siempre es obligatorio, se aconseja esta práctica. Sin embargo, si opta por utilizar un banco offshore como intermediario para la transferencia, el proceso puede volverse más complejo. Dado que el sector bancario está altamente regulado en la actualidad y los bancos offshore a menudo enfrentan desconfianza, esta opción podría complicar el procedimiento. Aunque no se descarta la posibilidad de utilizar un banco offshore para la transferencia, es importante considerar las posibles complicaciones asociadas.
  • Elección de un Agente de Inmigración: ¿Cuál es la necesidad de contar con un agente de inmigración y cómo debe seleccionarlo? Independientemente del país al que se dirija, es imprescindible contratar los servicios de un agente de inmigración para gestionar su solicitud de nacionalidad, ya que no puede establecer contacto directo con las autoridades nacionales de inmigración. Al elegir un agente de inmigración, es crucial informarse sobre su historial de éxito. Aunque algunos agentes pueden estar listados en los sitios web oficiales de las Unidades de Ciudadanía por Inversión, esto no garantiza su idoneidad. Algunos carecen de la experiencia necesaria para manejar casos especiales, e incluso puede encontrarse con estafadores si tiene mala suerte. No dude en solicitar nuestra asesoría para elegir un agente de inmigración confiable.

Conclusión

¿Es necesario contar con una segunda nacionalidad? Esto dependerá de las actividades que realice y los objetivos que persiga. Si tiene la intención de expandir su negocio a nivel internacional, realizar inversiones en países extranjeros y abrir cuentas bancarias en el extranjero en diversos continentes, entonces un segundo pasaporte podría ser extremadamente beneficioso. Le animamos a considerar esta oportunidad con seriedad.

Los expertos de International Wealth están disponibles para ayudarle en todas las etapas del proceso de obtención de la nacionalidad extranjera. Estaremos encantados de proporcionarle orientación sobre estrategias para optimizar sus impuestos, sugerir proyectos de inversión internacional prometedores y brindarle información detallada sobre cada aspecto relacionado con la obtención de un segundo (o incluso tercer) pasaporte. No dude en ponerse en contacto con nosotros para obtener más información.

¿Cuáles son las principales desventajas de la doble nacionalidad para un empresario?

La doble nacionalidad conlleva la obligación de cumplir con las leyes y regulaciones de los dos países, lo que puede afectar la operación de negocios, las obligaciones fiscales e incluso los requisitos militares. Además, el proceso de obtener la ciudadanía extranjera puede ser costoso y prolongado.

¿Cuáles son las principales ventajas de la doble nacionalidad para un empresario?

La doble nacionalidad ofrece una serie de ventajas significativas, que incluyen:

  • Libertad para viajar globalmente.
  • Posibilidad de reducir la carga fiscal.
  • Nuevas oportunidades de inversión.
  • Acceso a una variedad de bancos mediante el pasaporte extranjero.
  • Apertura de puertas a nuevos mercados.
  • Flexibilidad para trasladar su empresa a una jurisdicción diferente, ampliando así sus operaciones y protegiendo sus activos.
  • Protección contra cambios negativos repentinos en la situación política, económica o social del país de origen.
  • Posibilidad de renunciar a la nacionalidad original sin riesgo de apatridia gracias a la posesión de un segundo pasaporte.

¿Cómo puede un empresario adquirir la nacionalidad extranjera de forma rápida y sencilla?

Adquirir la nacionalidad extranjera por naturalización, matrimonio o servicio militar en otro país puede ser un proceso largo y arriesgado, con posibles implicaciones legales graves. La vía más rápida y segura es a través de la inversión. Dependiendo del país, este proceso puede tardar entre 6 semanas y 12 meses en completarse. El costo mínimo para obtener una segunda nacionalidad es de 100.000 dólares, más los honorarios del agente de inmigración y las tarifas administrativas, que generalmente representan entre un 10% y un 20% adicionales del total.

¿Necesita una consulta?
Ayúdenos a hacer que el portal sea aún más informativo, actualizado y valioso para usted y su negocio.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.