El mayor portal sobre protección y diversificación de activos internacionales

Horas Laborales 9:00-18:00 wknd
icon-skype-png icon-telegram-png icon-viber-png icon-whatsapp-png

El mayor portal sobre protección y diversificación de activos internacionales

Horas Laborales
9:00-18:00 wknd
+372 5 489 53 37
+381 6911 12327

Planificación fiscal y optimización empresarial en 2023: Visión general de las mejores estrategias

En el año 2023, la optimización de la planificación fiscal se tornará aún más desafiante para aquellas empresas que operen a nivel internacional en múltiples jurisdicciones. Las estrategias destinadas a lograr una reducción significativa de las tasas impositivas y a excluir una porción considerable de los beneficios ante las autoridades fiscales son escasas en la actualidad. Los países de economías avanzadas están llevando a cabo un intercambio activo de información financiera, y las jurisdicciones extraterritoriales que carecen de registros de beneficiarios están siendo progresivamente excluidas del ámbito económico.

Planificación fiscal

La implementación de un impuesto mínimo global plantea otro desafío significativo. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) está impulsando y respaldando activamente esta nueva medida, lo que reducirá el margen de maniobra para la optimización fiscal legal. Sin embargo, esto no implica que las empresas deban renunciar a la optimización fiscal dentro de los límites de la ley. Siempre y cuando cumplan con las disposiciones legales vigentes, no deberían enfrentar dificultades.

Quizá le interese descubrir cómo ahorran impuestos los multimillonarios.

Notice blue

El registro de sociedades offshore se convierte en una tarea muy complicada si la optimización fiscal eficiente se establece como uno de los objetivos prioritarios. Si comete un error al elegir una jurisdicción adecuada para unos objetivos y condiciones iniciales determinados, causará muchos problemas. Teniendo esto en cuenta, estaremos encantados de ofrecerle un interesante servicio anti-crisis: ¡una consulta gratuita sobre este tema tan difícil de manejar que le ayudará a recibir todas las respuestas que necesita!

En el año 2023, la planificación fiscal estratégica para empresas con operaciones internacionales se basa en principios radicalmente diferentes a los tiempos en los que las estructuras offshore se utilizaban ampliamente con diversos propósitos. En la actualidad, se ha establecido como una prioridad absoluta cumplir rigurosamente con las leyes fiscales de cada país en particular, y la alta dirección de la empresa ha tomado la decisión consciente de evitar cualquier esquema de dudosa legalidad. Al cumplir con estos requisitos fundamentales, la fiscalidad se vuelve totalmente transparente y legal, optimizando así las oportunidades que la legislación vigente brinda de manera competente.

Principales ventajas de una planificación fiscal eficiente:

  • 100% de legalidad
  • Cumplimiento absoluto de la legislación de cada país
  • Estabilidad empresarial
  • Reducción real de impuestos
  • Escalabilidad para prácticamente cualquier empresa
  • Optimización fiscal para alcanzar metas y objetivos concretos
  • Aplicación relativamente sencilla (si la empresa colabora con un experto/intermediario competente y con experiencia).

Averigüe de qué manera usted paga impuestos sobre una sociedad offshore.

Estrategias básicas de planificación fiscal (una empresa puede utilizar varias o incluso todas ellas):

  • Movimiento de beneficios (precios de transferencia)
  • Traslado de la empresa (total o parcialmente) a una jurisdicción con condiciones fiscales más suaves;
  • Utilización de las posibilidades que ofrecen los paraísos fiscales (en realidad significa cambio de residencia fiscal)
  • Pago de impuestos diferidos
  • Arbitraje reglamentario (optimización fiscal gracias a la diferencia de control jurídico de la actividad de la empresa en distintos países).
  • Utilización de estructuras de retención
  • Inversión corporativa (transferencia de la identidad de la empresa)
  • Conversión de beneficios
  • Doble evasión fiscal

Planificación fiscal

La planificación fiscal es un aspecto crucial que no debe pasarse por alto ni olvidarse por parte de la empresa. El incumplimiento de esta norma puede llevar a que la planificación fiscal se vuelva ilegal, y cualquier intento de reducir los pagos de impuestos de manera obligatoria se considerará una infracción administrativa o incluso penal. Por otro lado, la empresa tiene la oportunidad de reducir sus impuestos de forma totalmente legal.

En ambos casos, el objetivo de la planificación fiscal se logrará formalmente, ya que la empresa obtendrá beneficios significativos al tiempo que mantiene sus ingresos. La diferencia radica en el cumplimiento de las leyes. En el primer caso, se violarían las leyes fiscales, mientras que en el segundo caso, se utilizarían de manera adecuada para reducir la carga tributaria. Por lo tanto, una planificación fiscal competente implica cumplir tanto con los requisitos legales vigentes como con los intereses de la empresa y sus propietarios. No tiene sentido considerar otras opciones que, a primera vista, puedan parecer más lucrativas.

Descubre el error de Shakira en la planificación fiscal que pudo costarle una fortuna.

Estrategias básicas que ayudan a la empresa a reducir los pagos obligatorios:

●   Planificación fiscal a corto plazo. Se realiza cada año para alcanzar determinados fines y objetivos. Las técnicas utilizadas en este caso son limitadas y no suelen requerir gastos importantes. El efecto de esta planificación fiscal no dura mucho en la mayoría de los casos y se pierde rápidamente si cambian las condiciones iniciales. Suele realizarse una vez al año.

●       Planificación fiscal a largo plazo. No ofrece beneficios inmediatos, pero proporciona los mejores resultados a largo plazo. Esta opción es fácilmente ampliable y puede adaptarse a las condiciones cambiantes sin grandes complicaciones.

●       Planificación fiscal permisiva. Utiliza las posibilidades que ofrece la legislación sobre sociedades de un país determinado. Si traslada su empresa a otra jurisdicción, el método pierde mucha eficacia.

●       Planificación fiscal por objetivos. El método está orientado a la consecución de un objetivo concreto fijado. Normalmente se descartan otras posibilidades de optimizar el negocio de la empresa si no contribuyen a la consecución del objetivo principal. Se trata de un formato de planificación fiscal personalizada que requiere cálculos precisos en la fase preliminar..

Realizar cálculos precisos durante la fase preliminar resulta fundamental. ¿Cómo se pueden reducir los impuestos de una empresa específica? ¿Es posible llevar a cabo una planificación y optimización efectivas cumpliendo estrictamente con la legislación vigente? ¿Qué opciones existen si la empresa genera beneficios a nivel internacional y, como resultado, enfrenta obligaciones fiscales en múltiples países? Lamentablemente, no hay una respuesta universal a estas interrogantes.

Lea nuestro artículo relacionado sobre qué es la planificación fiscal internacional.

Nuestro equipo de expertos en el portal se encuentra disponible para brindar asistencia en la planificación fiscal eficiente, adaptada a los requisitos específicos de cada cliente y considerando las peculiaridades únicas de su negocio. Los siguientes consejos y recomendaciones generales tienen como objetivo ayudarlo en sus planes, pero no deben considerarse instrucciones que deban seguirse de manera inmodificable.

La optimización fiscal carece de sentido a menos que se tengan en cuenta todas las características individuales de la empresa y su actividad comercial. Lo mismo ocurre con las decisiones independientes del empresario, a menos que estén respaldadas por una sólida experiencia y un profundo conocimiento de la legislación fiscal vigente.

Estrategias eficaces de planificación fiscal

Cada una de las opciones presentadas a continuación se distingue por una característica fundamental: ¡son completamente legales! Esto significa que, mediante la correcta implementación de cualquier estrategia (ya sea una o varias de ellas), los métodos de tributación utilizados por la empresa no entrarán en conflicto con la ley en la mayoría de los países. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la eficacia de la planificación fiscal puede variar en diferentes jurisdicciones. Antes de tomar cualquier medida concreta, es recomendable reflexionar cuidadosamente al respecto.

Estrategia 1. Transferencia de ingresos

La estrategia de precios de transferencia se fundamenta en la transferencia de ingresos desde un país con tasas impositivas altas hacia otro país con tasas más bajas. Esta estrategia se considera una de las herramientas más efectivas para la optimización fiscal. Si se cumplen todas las leyes fiscales, no debería enfrentar problemas legales.

Sin embargo, es importante destacar que si se actúa de manera directa, la mayoría de los países considerarán la planificación fiscal como agresiva e ilegal. Por lo tanto, no se debe asumir que la transferencia de ingresos desde un lugar «onshore» hacia uno «offshore» permitirá una reducción significativa de los impuestos. Este método requiere una planificación cuidadosa que tome en cuenta las particularidades jurídicas de ambos países involucrados.

Estrategia 2. Traslado de empresas al extranjero

Si una empresa se ha registrado inicialmente en una jurisdicción «onshore», es probable que deba pagar impuestos sobre la renta considerablemente altos. Sin embargo, estos países también ofrecen una serie de otras ventajas, por lo que sería erróneo afirmar que las jurisdicciones «onshore» son una opción desfavorable para las operaciones comerciales. No obstante, si la prioridad es la eficiencia en la planificación fiscal, puede ser recomendable considerar la posibilidad de trasladar la empresa a otra jurisdicción.

En este sentido, existen opciones como los «midshores» (países con impuestos bajos y beneficios fiscales rápidos) o los «offshores». Sin embargo, es importante realizar un análisis exhaustivo de la situación antes de tomar una decisión definitiva. Es fundamental tener en cuenta que la implementación de una planificación fiscal práctica puede presentar dificultades, ya que los organismos reguladores están cada vez más enfocados en combatir la erosión de la base imponible y las estrategias agresivas de optimización en jurisdicciones offshore.

Estrategia 3. Aprovechamiento de las posibilidades que ofrecen los paraísos fiscales

El cambio de residencia fiscal es una de las formas más sencillas de optimizar la carga fiscal. Para llevarlo a cabo, es necesario obtener un permiso de residencia, residencia permanente o nacionalidad en una jurisdicción adecuada. En la mayoría de los casos, no es necesario renunciar a la nacionalidad actual. Una vez se hayan completado todos los trámites, el propietario de la empresa dejará de tener obligaciones fiscales vinculadas a la jurisdicción «onshore» en la que se registró inicialmente la empresa. Esto puede ayudar a reducir significativamente los impuestos o incluso eliminarlos por completo en algunos casos.

Es importante tener en cuenta que esta opción no es adecuada para ciudadanos estadounidenses, ya que deben pagar impuestos sobre todos sus ingresos, incluso los obtenidos fuera del país. Además, pueden existir dificultades relacionadas con las restricciones sobre la doble nacionalidad. También se debe considerar las leyes que definen a una entidad extranjera controlada y las listas de paraísos fiscales de la OCDE, ya que en algunos casos es absolutamente inaceptable. Sin embargo, a pesar de estas circunstancias, la planificación fiscal a través del traslado a una jurisdicción fiscalmente favorable sigue siendo uno de los métodos más efectivos de optimización fiscal.

Estrategia 4. Pago de impuestos diferidos

Este enfoque no tiene tanto como objetivo el ahorro de impuestos, sino más bien el aplazamiento de su pago hasta un momento más oportuno. La idea principal es tener una empresa afiliada que realice operaciones internacionales, pero que no transfiera ni repatríe los beneficios a la empresa matriz en forma de dividendos o intereses. Como resultado, tanto la empresa afiliada como la matriz evitan pagar impuestos, y esto se lleva a cabo de manera completamente legal.

Es importante destacar que este método de optimización fiscal no es universal, ya que su éxito dependerá de las leyes corporativas de las jurisdicciones específicas involucradas. También se debe considerar que la empresa matriz podría incurrir automáticamente en obligaciones fiscales en la fecha en que se transfieran los ingresos. Sin embargo, si el objetivo principal de la planificación fiscal es reducir puntualmente los impuestos (por ejemplo, antes de los pagos obligatorios al final del año), este enfoque de optimización fiscal es bastante aceptable.

Estrategia 5. Arbitraje reglamentario

La planificación y optimización fiscal se basan en aprovechar las lagunas existentes en las leyes de sociedades y fiscales de ambos países, lo que permite reducir significativamente los pagos obligatorios de la empresa al presupuesto. Sin embargo, este enfoque puede resultar complejo, ya que en ocasiones la línea entre la optimización fiscal legal y la ilegal (agresiva) puede ser muy sutil.

Un método común para reducir impuestos se basa en la interpretación diferencial del concepto de «filial extranjera», lo que genera una indiferencia en el estatus fiscal y, por lo tanto, la posibilidad de utilizar este hecho para la optimización fiscal. En este sentido, la empresa matriz crea una filial (empresa asociada) en un país con un nivel impositivo más bajo. Esta estructura se considerará una filial offshore no constituida en sociedad en la jurisdicción donde se registró la empresa matriz (generalmente un país «onshore»). La filial tendrá el estatus de una entidad legal offshore en el país donde se establezca.

Es importante tener en cuenta que la implementación de este método debe cumplir estrictamente con las leyes fiscales de ambos países involucrados. La estructura y operación de la filial deben estar respaldadas por una planificación fiscal competente y cumplir con todas las normativas legales aplicables.

Lea nuestro artículo sobre los 16 destinos offshore más populares para la planificación fiscal.

Otro caso en el que la planificación fiscal se hace posible gracias a las lagunas en las leyes de distintas jurisdicciones es el estatus fiscal de los valores híbridos. Si una empresa que realiza negocios internacionales emite este tipo de instrumentos financieros (con componentes de capital y deuda) y son adquiridos por una empresa afiliada, el estatus de dichos valores puede diferir en otra jurisdicción.

El servicio fiscal de la jurisdicción donde está registrada la empresa extranjera los trata como instrumentos de capital, mientras que los mismos se consideran instrumentos de deuda en el país donde la propia persona afiliada es residente. Por consiguiente, la tributación de los mismos valores en dos jurisdicciones distintas diferirá sustancialmente, y el propietario de la empresa real podrá elegir la opción más adecuada.

Estrategia 6. Uso de sociedades holding

En la era post-offshore, las estructuras empresariales para negocios internacionales que involucran una empresa matriz y varias empresas subsidiarias controladas a través de la propiedad o gestión de acciones de control han ganado popularidad. Las sociedades holding se han convertido en una opción especialmente atractiva para lograr una optimización fiscal eficiente sin necesidad de recurrir obligatoriamente a una sociedad offshore.

El esquema utilizado en las sociedades holding para lograr un pago mínimo de impuestos es el siguiente: la empresa residente fiscal en la jurisdicción adecuada (que no es una elección sencilla) transfiere un activo a la empresa afiliada, la cual genera ingresos a partir de ese activo. Estos ingresos son devueltos a la empresa matriz en forma de pagos por licencias. En la jurisdicción en la que se encuentra registrada la empresa afiliada, generalmente los impuestos son más favorables, lo que resulta en una diferencia sustancial en la carga fiscal. De esta manera, la empresa que realiza negocios internacionales tiene la oportunidad de pagar impuestos reducidos en comparación con los que tendría que pagar en el país donde está registrada.

Es importante destacar que este escenario descrito es completamente legal y se utiliza con frecuencia. Sin embargo, la elección de esta estrategia de optimización y planificación fiscal depende en gran medida de seleccionar adecuadamente la jurisdicción donde se registrarán la empresa matriz y las subsidiarias. Un análisis cuidadoso y una elección competente son fundamentales para garantizar el cumplimiento legal y la efectividad de esta estrategia.

Estrategia 7. Inversión empresarial

La opción de planificación fiscal que describes implica un cambio real de ubicación tanto de la empresa matriz como de la filial. Si la filial se registra en un país con impuestos más bajos, este cambio de estructura empresarial resultará en ahorros significativos y será completamente transparente desde el punto de vista legal.

El proceso funciona de la siguiente manera: la empresa que realiza negocios internacionales y busca minimizar sus impuestos de manera legal encuentra un país adecuado con un entorno fiscal favorable y una empresa competidora en el mismo mercado. Luego, adquiere o compra esa empresa competidora y transfiere el estatus de la empresa matriz a la filial offshore, convirtiéndola en una unidad subordinada.

Las acciones posteriores son bastante lógicas y comprensibles. Dado que la nueva empresa está registrada en un paraíso fiscal o en un país de régimen fiscal intermedio (midshore), es posible reducir significativamente la tasa impositiva mediante deducciones por licencias y otros mecanismos. Este esquema ha estado en uso durante aproximadamente 20 años, y hasta el momento las autoridades fiscales no han encontrado una forma efectiva de combatirlo. La efectividad de esta forma de planificación fiscal se evidencia por el hecho de que Apple utilizó una estrategia de inversión corporativa similar en Irlanda en 2014, lo cual resultó en un éxito notable.

Es importante tener en cuenta que, aunque este enfoque ha sido utilizado con éxito por algunas empresas, su viabilidad y aplicabilidad dependen de múltiples factores, incluyendo la legislación y regulaciones fiscales de los países involucrados. Además, las autoridades fiscales están cada vez más atentas a estos esquemas de planificación fiscal, por lo que es fundamental asegurarse de que se cumplan todas las leyes y regulaciones aplicables para evitar posibles implicaciones legales o sanciones.

Estrategia 8. Conversión de ingresos

Es cierto que los tipos impositivos pueden variar tanto entre países como entre diferentes tipos de ingresos, y este aspecto a menudo se pasa por alto en la planificación fiscal. Sin embargo, la conversión de ingresos puede ser una estrategia efectiva para optimizar la carga fiscal cuando no se encuentran formas sencillas o evidentes de hacerlo.

Los tipos impositivos sobre los dividendos suelen ser diferentes de los tipos impositivos sobre las plusvalías o los intereses. En algunos casos, es posible transformar un impuesto en origen en ingresos por dividendos, pero no en ingresos por intereses. Este enfoque de planificación fiscal realmente funciona y puede ser utilizado para aprovechar las diferencias en los tipos impositivos.

Existen varias formas prácticas de aplicar esta idea. Una opción común es otorgar un préstamo de la empresa matriz a la filial (si ambas forman parte de una estructura de holding) con la condición de que la filial pague intereses por este préstamo. La deuda se puede reembolsar mediante el pago de dividendos.

Este ejemplo es solo una de las posibles formas de convertir ingresos, y hay otras opciones que también pueden ser igualmente efectivas. Es importante tener en cuenta que cada situación fiscal es única y la viabilidad de este enfoque dependerá de los detalles específicos y de la legislación fiscal de los países involucrados. Siempre es recomendable buscar asesoramiento profesional antes de implementar cualquier estrategia de planificación fiscal.

Estrategia 9. Evitar la doble imposición

Es cierto que una de las formas legales de reducir los impuestos es realizar negocios internacionales con un país que tenga un Tratado para Evitar la Doble Imposición (TDT) con el país de origen de la empresa. Mediante una planificación fiscal competente, es posible aprovechar los tipos impositivos más bajos de ese país de manera legal.

Sin embargo, implementar esta estrategia puede presentar dificultades y requiere un estudio adecuado de las leyes fiscales y consultas con asesores fiscales confiables. Además, las jurisdicciones offshore suelen considerarse como una opción para reducir impuestos de manera radical, pero en muchos casos, si la empresa realiza actividades comerciales reales, no podrá aprovechar los beneficios del TDT si está registrada como una entidad extraterritorial.

Por lo tanto, es importante que la empresa sea cuidadosa al elegir una jurisdicción para llevar a cabo y registrar sus negocios, especialmente si busca reducir impuestos. En muchos casos, un país con impuestos bajos, como un típico midshore, puede ser una mejor opción para la optimización fiscal que una jurisdicción libre de impuestos. Cada situación es única, por lo que es esencial buscar asesoramiento profesional para determinar la estrategia de planificación fiscal más adecuada.

Breves conclusiones:

  • ¿Cómo proteger los ingresos de la empresa de unos impuestos demasiado elevados? Utilice estrategias adecuadas de optimización fiscal basadas en la consideración de todas las peculiaridades de su empresa.
  • ¿Es posible una optimización fiscal legal y eficaz para una empresa que realiza negocios internacionales? Por supuesto que sí. Sin embargo, utilizar esquemas estándar sin analizar los factores reales no serviría de nada en la mayoría de los casos.
  • ¿Es posible ocultar sus ingresos utilizando métodos agresivos de optimización fiscal? Esta posibilidad técnica existe, pero no se la aconsejamos. La empresa tiene que pagar impuestos, pero eso no significa que el tipo tenga que ser elevado.
  • ¿Son las offshores los únicos instrumentos óptimos de optimización fiscal? No puede decirse que las jurisdicciones libres de impuestos sean la única alternativa posible de optimización fiscal. En general, la elección «óptima» no es tan evidente. En algunos casos, una jurisdicción offshore será realmente la mejor opción. Pero también hay situaciones en las que trasladar su empresa a una jurisdicción offshore no tendrá el efecto deseado o no será tan evidente.

Quizás le interese leer este artículo: Sociedades offshore y fiscalidad: Lo que hay que saber

Si está interesado en una optimización fiscal que satisfaga condiciones y requisitos particulares, póngase en contacto con los expertos del portal International Wealth y discuta todas las cuestiones en una sesión individual.

Si está pensando en utilizar una sociedad holding para reducir la carga fiscal, aquí tiene algunos artículos:

Si está interesado en la redomiciliación de empresas, los siguientes artículos pueden resultarle útiles:

Si está interesado en cambiar la residencia fiscal, aquí tiene algunos posts adicionales sobre el tema:

Escriba a [email protected] para ponerse en contacto con expertos de International Wealth ya mismo.

¿Necesita una consulta?
Ayúdenos a hacer que el portal sea aún más informativo, actualizado y valioso para usted y su negocio.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.