El mayor portal sobre protección y diversificación de activos internacionales

Horas Laborales 9:00-18:00 wknd
icon-skype-png icon-telegram-png icon-viber-png icon-whatsapp-png

El mayor portal sobre protección y diversificación de activos internacionales

Horas Laborales
9:00-18:00 wknd
+372 5 489 53 37
+381 6911 12327

Ventajas de constituir una empresa en Luxemburgo

Luxemburgo emerge como uno de los destinos privilegiados dentro del continente europeo para la constitución de sociedades mercantiles. En efecto, numerosos emprendedores internacionales optan por el Gran Ducado como sede corporativa, especialmente aquellos con intereses comerciales vinculados a otros Estados europeos.

Uno de los atractivos distintivos de Luxemburgo radica en su acogedora actitud hacia las empresas foráneas, sumado al sólido respaldo de su economía. En este contexto, cabe preguntarnos si este país constituye una elección pertinente para establecer una empresa, aún siendo residentes en otra localidad. Es pertinente ahondar en las condiciones económicas, legales y fiscales que Luxemburgo brinda a los empresarios extranjeros para arribar a una conclusión informada.

Luxembourg for business

Por qué crear una empresa en Luxemburgo: principales ventajas

En el contexto de la creación empresarial, Luxemburgo ofrece un marco jurídico altamente favorable, arraigado en el Código Civil de Napoleón. La constitución y gestión de empresas en este país se rigen por la Ley de Sociedades de 1915, que ha sido objeto de diversas modificaciones a lo largo del tiempo para mantenerse actualizada.

Esta normativa, a su vez, encuentra su fundamento en la legislación belga, caracterizada por su enfoque liberal hacia las sociedades mercantiles. La última revisión de la Ley de Sociedades de Luxemburgo tuvo lugar en 2016, cuando se implementaron ajustes necesarios para adaptarla a la nueva realidad económica y política. En 2017, se publicó la versión actualizada de esta Ley.

Como miembro de la Unión Europea, el Gran Ducado de Luxemburgo también se esfuerza por alinear su marco normativo con las regulaciones paneuropeas. No obstante, se preservó la flexibilidad que caracteriza a la regulación de empresas en Luxemburgo, un rasgo que ha forjado su reputación distintiva en este ámbito.

Averigüe cuánto cuesta mudarse a Europa si está considerando la posibilidad de trasladarse a esta parte del mundo.

Históricamente, Luxemburgo ha sido considerado un centro financiero con características de paraíso fiscal. Sin embargo, como miembro de diversas organizaciones internacionales como la OCDE y Benelux, se ha visto obligado a ajustarse a las normativas internacionalmente aceptadas. A pesar de ello, Luxemburgo todavía conserva ventajas fiscales singulares que atraen a empresarios extranjeros para establecer sus compañías en su territorio.

El Gobierno luxemburgués muestra un firme compromiso en mantener un entorno empresarial propicio en el país. Es relevante destacar que se han tomado medidas significativas para atenuar el impacto de la pandemia de COVID-19 en las empresas, incluyendo la flexibilización de algunos requisitos. Específicamente, se han ampliado los plazos para la presentación de informes contables y fiscales, y también se han aplazado ciertos procedimientos judiciales.

Tanto pequeñas, medianas como grandes empresas valoran las acciones de apoyo implementadas por el Gobierno luxemburgués. Además, junto a estas medidas, el país ofrece otras ventajas importantes para los empresarios extranjeros.

banner_people

Para consultar, envíe sus datos de contacto

Consulte la lista de documentos requeridos, y obtenga los detalles del proceso, los términos y costos.

Contacte a un asesor

Hablemos por messenger

Situación del país y relaciones internacionales

El Gran Ducado de Luxemburgo ocupa una posición estratégica en el corazón de Europa, enclavado entre la República Francesa, Alemania y Bélgica. Estas naciones representan los principales socios comerciales con los que Luxemburgo mantiene una estrecha interacción.

Además, Luxemburgo es miembro destacado de la asociación internacional conocida como Benelux, la cual se estableció en 1960 y une a Bélgica, los Países Bajos y Luxemburgo. Al mismo tiempo, como parte activa de la Unión Europea, el país mantiene lazos sólidos con todos los Estados miembros de esta comunidad.

De este modo, una sociedad registrada en Luxemburgo se beneficia de todas las ventajas que ofrece a las empresas europeas, y además disfruta de bonificaciones exclusivas que solo se encuentran en este territorio. Esta combinación única de factores hace que los empresarios extranjeros, que buscan acceder a los mercados europeos, elijan constituir sus sociedades en el Gran Ducado de Luxemburgo.

La sólida economía de Luxemburgo

Luxemburgo destaca como una nación verdaderamente próspera, con un nivel de vida extraordinariamente elevado. Su PIB per cápita lo sitúa entre los países más ricos de Europa y del mundo, una posición sostenida a lo largo de los años.

Un rasgo distintivo de Luxemburgo es su ínfimo nivel de deuda nacional, una cualidad que lo distingue como país excepcional. No es sorprendente que todas las organizaciones internacionales de calificación le otorguen la calificación «AAA».

Además de su estabilidad y seguridad, Luxemburgo cuenta con una economía fuerte y diversificada, caracterizada por su apertura, crecimiento dinámico y gran flexibilidad.

En el ámbito financiero, Luxemburgo destaca como uno de los principales centros mundiales, ofreciendo marcos jurídicos especialmente beneficiosos para las empresas que operan en los sectores bursátil, financiero y bancario. Asimismo, es un destino preferido para el registro de fondos, posicionándose como el segundo país con mayor número de fondos, solo superado por Estados Unidos, según estadísticas.

Apertura del país y entorno empresarial favorable

Luxemburgo se destaca por contar con un mercado laboral dinámico, donde la mitad de los trabajadores provienen de otros países y se desempeñan mayoritariamente en el ámbito financiero.

Este país plurilingüe tiene tres lenguas oficiales: alemán, francés y luxemburgués, además del inglés que es ampliamente hablado por toda la población.

¿Qué es lo que atrae a tantos trabajadores extranjeros a Luxemburgo? En gran parte, sus atractivos salarios, que se sitúan en niveles significativamente altos incluso en términos europeos, con un sueldo promedio de 4.000 euros al mes. La calidad de vida en Luxemburgo también es excepcional, lo que suma un factor más para captar la atención de aquellos que buscan establecerse en el país.

Si decide registrar una empresa en Luxemburgo, encontrará una fuerza laboral altamente cualificada y una comunidad multicultural que ofrece un entorno favorable para los negocios.

Cabe destacar que, bajo ciertas condiciones, los trabajadores altamente calificados pueden disfrutar de ventajas fiscales en Luxemburgo, lo que añade un aliciente adicional para aquellos con habilidades especializadas.

No hay restricciones a la inversión extranjera en Luxemburgo

La apertura a la inversión extranjera en Luxemburgo es notable, ya que el Gobierno adopta una actitud sumamente liberal en este aspecto. Prácticamente no existen restricciones para las inversiones extranjeras directas, lo que convierte a Luxemburgo en un destino atractivo para personas adineradas de diversas partes del mundo.

A pesar de esta apertura, es importante destacar que la Unión Europea ha estado trabajando para mejorar la seguridad en el ámbito de las inversiones extranjeras desde 2019. El 25 de marzo de 2020, la Comisión Europea emitió nuevas directrices sobre el control de la Inversión Extranjera Directa (IED) en respuesta a la crisis de la COVID-19. El objetivo principal de estas directrices es proteger los activos y empresas de importancia estratégica, especialmente aquellos relacionados con la seguridad nacional y el orden civil. Por lo tanto, determinadas inversiones en áreas vulnerables de la economía deben ser evaluadas y aprobadas por el Gobierno de Luxemburgo.

¿Es usted un inversor internacional? Descubra dónde puede invertir en 2023 siguiendo el enlace.

En Luxemburgo no hay control de divisas

Luxemburgo se enorgullece de la ausencia de controles de divisas en su territorio, lo que proporciona una notable ventaja para aquellos que realizan transacciones financieras internacionales.

Es relevante tener presente que al abrir una cuenta bancaria en Luxemburgo o al realizar transferencias superiores a 10.000 euros, se deben cumplir los procedimientos de identificación establecidos. Esta medida ha estado vigente desde el 12 de noviembre de 2004, cuando se promulgó la legislación contra el lavado de dinero y la financiación del terrorismo, reforzando así el compromiso de Luxemburgo con las prácticas financieras seguras y responsables.

Fomento de la IED

El Gobierno de Luxemburgo apoya las iniciativas empresariales en el país. Los inversores extranjeros tienen acceso a las mismas oportunidades que las empresas locales. Las autoridades ofrecen un amplio abanico de medidas de apoyo que animan a los inversores extranjeros a traer dinero a Luxemburgo. Entre estas medidas figuran las siguientes:

  • Apoyo financiero en forma de subvenciones estatales o préstamos a corto y largo plazo de la Sociedad Nacional de Crédito e Inversión (SNCI);
  • Reducción de los precios de las parcelas en zonas industriales;
  • Numerosos centros empresariales y de innovación centrados en el desarrollo empresarial.

Políticas fiscales beneficiosas en Luxemburgo

A lo largo de muchos años, Luxemburgo ha sido reconocido como un paraíso fiscal debido a su atractivo sistema tributario. Aunque actualmente debe ajustarse a los requerimientos de la Unión Europea en materia fiscal, el país sigue manteniendo algunas ventajas fiscales. Muchas empresas tienen la posibilidad de beneficiarse de diversas reducciones fiscales.

Un ejemplo es el caso de las sociedades holding registradas en Luxemburgo, las cuales pueden estar exentas de impuestos si cumplen ciertas condiciones específicas. Asimismo, las sociedades con la forma de propiedad SPF (Société de Gestion de Patrimoine Familial) gozan de exenciones fiscales totales, abarcando el impuesto de sociedades, la retención a cuenta y el impuesto sobre plusvalías. Esta opción es frecuentemente utilizada por familias adineradas para la gestión de sus carteras de inversión, ya que permite reducir significativamente la carga fiscal.

Apoyo y desarrollo de tecnologías digitales

El Gran Ducado de Luxemburgo brinda un sólido respaldo a diversas empresas de tecnologías de la información (TI) y fintech. El Gobierno del país tiene como objetivo establecer a Luxemburgo como uno de los centros más atractivos para las startups que operan en estos sectores.

Para lograr este propósito, las autoridades proporcionan un amplio apoyo a proyectos innovadores a través de subvenciones estatales. Además, financian proyectos de investigación y desarrollo con la mira puesta en cosechar frutos en el futuro. Estos programas de apoyo buscan establecer condiciones ventajosas para las empresas fintech y de TI, y en última instancia, mejorar la calidad de la infraestructura digital del país. Con esta visión hacia el futuro, Luxemburgo promueve activamente el crecimiento y desarrollo de las tecnologías digitales en su territorio.

Particularidades de la normativa empresarial luxemburguesa

La Ley de Sociedades de 1915, mencionada previamente, constituye el pilar central de la legislación que rige las actividades empresariales en Luxemburgo. No obstante, hay otros textos legislativos y organismos estatales que también intervienen en la regulación de las empresas en el país. Dependiendo del sector de actividad, una empresa puede estar sujeta a la supervisión de diversas organizaciones.

Por ejemplo, las empresas que operan en el ámbito financiero están sujetas a la supervisión de la Comisión de Supervisión del Sector Financiero (CSSF), mientras que las compañías de seguros son supervisadas por la Comisión de Seguros. Los fondos de inversión, por su parte, están sujetos a actos legislativos especiales, que varían según la estructura del fondo y sus políticas de inversión. Los gestores de fondos de inversión deben actuar de acuerdo con la legislación aplicable que les concierne.

En Luxemburgo, es posible registrar sociedades de distintos tipos de propiedad. A continuación, se enumeran los tipos de empresas que ofrecen responsabilidad limitada a sus propietarios.

Puede constituir una sociedad en Luxemburgo bajo la forma de:

  • Una sociedad anónima (SA);
  • Ann LLC que en Luxemburgo se abrevia como SARL;
  • Una sociedad de responsabilidad limitada (SCA);
  • Una sociedad colectiva;
  • Una sociedad limitada;
  • Una cooperativa.

Además, una opción a considerar es la creación de una filial de su empresa extranjera en Luxemburgo. Esto le brindaría acceso a los mercados europeos y la posibilidad de expandir sus operaciones comerciales a nuevas geografías.

Es importante tener en cuenta que no es posible constituir un trust en Luxemburgo debido a la legislación local que no lo permite. Sin embargo, el país reconoce los fideicomisos legalmente constituidos en países extranjeros.

La elección de la forma de propiedad de la empresa dependerá de los objetivos principales que persiga. La mayoría de los extranjeros optan por las formas de propiedad de empresas «SA» y «SARL» al establecerse en Luxemburgo. La principal diferencia entre ambas es que una SARL no puede cotizar en bolsa, mientras que una SA sí lo puede hacer. En ambos casos, no es obligatorio utilizar el euro para el depósito del capital social, ya que se aceptan otras monedas del mundo.

El capital social mínimo requerido es de 30.000 euros para una SA y 12.000 euros para una SARL al registrar una empresa en Luxemburgo. En el caso de la SA, al menos una cuarta parte de la suma debe ser aportada al momento de la constitución, mientras que en la SARL, la totalidad del importe debe ser depositada en ese momento. Tanto las SA como las SARL solo pueden tener un accionista en Luxemburgo.

Una SA debe ser dirigida por un administrador único o por un Consejo de Administración (con un mínimo de tres personas) y se requiere la designación de un auditor externo. Esta forma de propiedad de la empresa es adecuada para organizaciones empresariales a gran escala. En cambio, una SARL podría ser la elección más adecuada si tiene previsto realizar operaciones a pequeña o mediana escala, o si planea participar en proyectos de inversión de menor envergadura.

Un proceso sencillo para registrar una empresa en Luxemburgo

Si desea crear una sociedad mercantil en Luxemburgo, debe seguir estos sencillos pasos:

  • Asegúrese de que la denominación social prevista puede utilizarse en Luxemburgo (puede averiguarlo consultando la página web del Registro Mercantil local);
  • Abra una cuenta bancaria en Luxemburgo e ingrese el capital social;
  • Presente la información sobre los beneficiarios efectivos de la empresa;
  • Redactar los estatutos de la empresa (el documento debe traducirse a una de las lenguas oficiales de Luxemburgo);
  • Registre la empresa ante el notario local;
  • Presente los documentos de registro en la Cámara de Comercio de Luxemburgo.

Solicite nuestra asistencia profesional para registrar una empresa en Luxemburgo. Escriba a [email protected] y solicite nuestros servicios. En breve nos pondremos en contacto con usted.

Las empresas que operan en Luxemburgo deben presentar y publicar sus informes financieros de conformidad con la ley.

Datos sobre el sistema fiscal luxemburgués

Las empresas consideradas residentes a efectos fiscales deben pagar los siguientes impuestos en Luxemburgo:

  • El impuesto de sociedades;
  • El impuesto municipal; y
  • El impuesto sobre bienes inmuebles.

Además, las empresas tienen que cotizar al fondo de desempleo.

Se considera que la empresa es residente a efectos fiscales si su sede social u otro órgano de control está situado en Luxemburgo.

Las sociedades domiciliadas en el país tributan por sus ingresos globales. Las sociedades no residentes tributan únicamente por los beneficios obtenidos en el territorio de Luxemburgo.

Los tipos del IVA varían en función de la cuantía de los ingresos:

  • Hasta 175.000 euros – 18%;
  • De 175.000 euros a 200.000 euros – 26.250 más el 31% de la cantidad que quede al deducir 175.000 euros;
  • Por encima de 200.000 euros – 17%.

El impuesto de sociedades en Luxemburgo grava la renta global de las empresas. Sin embargo, aquellas compañías sujetas a la tributación de transferencia, como las sociedades colectivas donde los socios presentan declaraciones de impuestos personales, quedan exentas de pagar el impuesto de sociedades. Además, se aplica un impuesto de sociedades municipal del 6,75%, al que se añade un impuesto de solidaridad del 7% del CIT (impuesto de sociedades).

El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) en Luxemburgo es del 17%, un tipo impositivo relativamente bajo en comparación con otros países de la Unión Europea. Sin embargo, algunos bienes están sujetos a tipos reducidos de IVA, que son del 14%, 8% y 3%.

A partir de diciembre de 2023, el IVA en Luxemburgo se reducirá en un 1%. Cabe destacar que los bancos y las operaciones financieras, de seguros y reaseguros generalmente están exentos del IVA.

Los residentes fiscales en Luxemburgo también deben pagar un impuesto sobre bienes inmuebles por la propiedad que poseen en el país. Los tipos impositivos varían según el valor de la propiedad.

En cuanto a los dividendos pagados a sociedades no residentes o personas físicas, generalmente están sujetos a una retención a cuenta del 15%. No obstante, el tipo puede ser menor si Luxemburgo tiene un convenio para evitar la doble imposición con el país del receptor del dividendo. En la actualidad, Luxemburgo cuenta con 89 convenios de este tipo con diversos países, incluyendo la mayoría de los países industrializados. Además, se encuentran en proceso más de una docena de nuevos acuerdos para evitar la doble imposición, y algunos de los convenios existentes están siendo revisados en estos momentos.

¿Es Luxemburgo una jurisdicción ventajosa para registrar una empresa allí?

Sin duda, Luxemburgo es una de las jurisdicciones de Europa Occidental más atractivas para registrar una empresa. Las condiciones que ofrece son probablemente más beneficiosas que las que pueden encontrarse en otros países de la región. Una actitud amistosa hacia el capital extranjero y los inversores extranjeros, una economía abierta, políticas fiscales leales, tradiciones liberales de regulación empresarial y un sector bancario muy desarrollado crean un clima empresarial único en el país.  

Si desea registrar una sociedad mercantil en Luxemburgo, póngase en contacto con los expertos de International Wealth  ([email protected] ) y solicite una consulta profesional detallada al respecto. 

¿Necesita una consulta?
Ayúdenos a hacer que el portal sea aún más informativo, actualizado y valioso para usted y su negocio.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.