El mayor portal sobre protección y diversificación de activos internacionales

Horas Laborales 9:00-18:00 wknd

El mayor portal sobre protección y diversificación de activos internacionales

Horas Laborales
9:00-18:00 wknd

Incentivos Fiscales en Portugal para Particulares y Empresas

Portugal se ha convertido en un punto de referencia en el panorama de los paraísos fiscales europeos, gracias a su Zona Económica Internacional. En este escenario, se han establecido tentadores tipos impositivos para las empresas, mientras que un atractivo régimen fiscal otorga a los residentes un trato sumamente favorable en relación a los ingresos extranjeros, un beneficio que se extiende a lo largo de una década.

Para obtener una comprensión más profunda de las ventajas fiscales que ofrece Portugal y para descubrir los criterios específicos de elegibilidad que deben satisfacer tanto las personas físicas como las empresas que buscan beneficiarse de estos reducidos tipos impositivos, es necesario adentrarse en los detalles de este atractivo régimen fiscal.

Portugal

¿Es Portugal un buen paraíso fiscal?

Portugal ha emergido como un enclave sumamente atractivo para expatriados e inversores extranjeros. Esta jurisdicción ofrece beneficiosos tipos impositivos aplicables a ingresos generados tanto en el ámbito inmobiliario como empresarial procedentes del extranjero. Desde la instauración del régimen fiscal de Residencia No Habitual (RNH) en 2009, las personas físicas han tenido la oportunidad de aprovechar tipos impositivos considerablemente reducidos e incluso exenciones fiscales en relación a los ingresos extranjeros, durante un período que se extiende hasta una década, dependiendo de su país de origen.

Los inversores foráneos también disfrutan de ventajosos regímenes fiscales en la zona económica exclusiva de Portugal. Las empresas no residentes que se registran en el Centro Internacional de Negocios de Madeira (MIBC) se benefician de un extraordinariamente bajo tipo impositivo de sociedades, fijado en tan solo el 5%, en contraste con la tasa estándar del 25% que prevalece en la península.

Estos regímenes fiscales, característicos de jurisdicciones de posición intermedia, solidifican la posición de Portugal como un destino sumamente atractivo para las empresas extraterritoriales.

Procedimientos Fiscales en Portugal para Extranjeros

Descubra los requisitos que los extranjeros deben satisfacer para establecer su residencia fiscal en Portugal:

  • Residencia Continua: Residir en el país durante más de 183 días en un mismo año fiscal.
  • Residencia Permanente: Poseer una residencia permanente en Portugal antes del 31 de diciembre del período de referencia específico.
  • Dependencia Familiar: Ser un familiar a cargo de un residente fiscal en Portugal.
  • Actividad Específica: Trabajar como tripulante en una embarcación o aeronave propiedad de una empresa portuguesa.
  • Cargo Oficial: Ocupar un cargo oficial en el gobierno portugués, independientemente de la ubicación de empleo.

Los extranjeros pueden permanecer legalmente en Portugal hasta 6 meses con un visado D7 de larga duración o un permiso de residencia obtenido mediante la apertura de un negocio o la adquisición de propiedades.

Para cumplir con sus obligaciones fiscales en Portugal, cada contribuyente deberá adquirir un Número de Identificación Fiscal (NIF) individual y completar un formulario inicial. Este proceso se puede llevar a cabo cómodamente en línea a través del portal del Servicio Nacional de Impuestos.

El año fiscal en Portugal coincide con el año calendario, que abarca desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre. Los contribuyentes deben presentar su declaración de impuestos correspondiente al año anterior entre los meses de abril y junio. La plataforma en línea ofrece la posibilidad de presentar las declaraciones de impuestos electrónicamente. Es fundamental respetar los plazos de presentación de la declaración de impuestos, ya que el incumplimiento puede acarrear sanciones significativas, que oscilan entre 200 y 2.500 euros.

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRS) en Portugal opera de manera progresiva, con diferentes tasas impositivas aplicadas a distintos tramos de ingresos:

  • El tipo impositivo mínimo es del 14.5%, aplicado a ingresos anuales de hasta 7,479 EUR.
  • El tipo impositivo máximo asciende al 48%, aplicado a ingresos anuales que superan los 78,834 EUR.

Las personas físicas residentes en Portugal pagan el ISR sobre 6 tipos diferentes de ingresos:

  1. ingresos laborales
  2. ingresos de autónomos
  3. beneficios distribuidos de negocios e inversiones
  4. ingresos por alquiler de bienes inmuebles
  5. ganancias de capital procedentes de la venta de bienes, activos o acciones
  6. ingresos por pensiones, incluidos los planes de pensiones privados.

Estas categorías abarcan las fuentes de ingresos sujetas a tributación en el sistema fiscal portugués.

En Portugal, el salario medio anual ronda los 30,000 EUR, lo que se sitúa en el tramo impositivo del 37%. Esta tasa impositiva supone una carga fiscal considerable para las personas físicas en comparación con la media de la Unión Europea. Por este motivo, se alienta a los inmigrantes a aprovechar el ventajoso régimen fiscal del RNH para reducir sustancialmente su carga fiscal sobre la renta, sin importar si los ingresos provienen de Portugal o del extranjero.

Portugal como jurisdicción de baja tributación para expatriados con ingresos en el extranjero

Durante una década, los expatriados en Portugal han tenido la oportunidad de acceder a un régimen fiscal especial conocido como Residente No Habitual, abreviado como RNH. Este estatuto, otorgado de forma única y sin posibilidad de prórroga, proporciona atractivas ventajas fiscales relacionadas con los ingresos generados en el extranjero.

Para calificar para el estatuto de RNH, los extranjeros deben cumplir con los siguientes requisitos:

  • residir en Portugal más de 183 días durante el ejercicio fiscal anterior, ya sea con un visado D7 o con un permiso de residencia, para establecer la residencia fiscal en Portugal
  • obtener un número de identificación fiscal individual (NIF)
  • poseer una propiedad alquilada o en propiedad en Portugal
  • no haber sido residente fiscal en Portugal durante los últimos 5 años anteriores al último ejercicio fiscal.

Los expatriados que han adquirido el estatuto de NHR disfrutan de tipos impositivos y condiciones de pago favorables en Portugal:

  • Ingresos del Trabajo: Cuando se perciben en Portugal, los salarios y los ingresos de empresas, autónomos y trabajadores por cuenta propia están sometidos a un tipo impositivo fijo del 20%, en contraste con la escala progresiva estándar que oscila entre el 14.5% y el 48%.
  • Ingresos de Fuentes Extranjeras: Los dividendos, intereses y cánones originados en el extranjero se gravan a un tipo del 0% si existe un tratado vigente para evitar la doble imposición.
  • Rentas Extranjeras por Inmuebles: Las rentas generadas por la venta o alquiler de bienes inmuebles en el extranjero, así como las plusvalías, quedan exentas de tributación si la fuente se encuentra en un país que no figura en la lista de jurisdicciones no cooperantes con Portugal, la cual abarca más de 70 estados.
  • Pagos de Pensiones Extranjeras: Tras las modificaciones implementadas en 2020, los pagos de pensiones procedentes del extranjero están sujetos a un tipo impositivo del 10%.
  • Convenio Fiscal de la OCDE: En la ausencia de un tratado fiscal entre Portugal y el país de origen de los ingresos, los expatriados pueden beneficiarse del Modelo de Convenio Fiscal de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y sus disposiciones.

Las solicitudes para acceder al régimen fiscal de Residente No Habitual deben ser presentadas antes de que concluya el primer trimestre posterior al período de declaración correspondiente. La nacionalidad del solicitante no es relevante, y dichas solicitudes se gestionan electrónicamente a través del portal financiero del Gobierno portugués.

Ventajas de la costa de Madeira, región autónoma de Portugal

Los empresarios que desean establecer empresas pueden aprovechar un atractivo régimen fiscal en Portugal al registrar sus empresas en el Centro Internacional de Negocios de Madeira (MIBC).

Situado en la región autónoma de Madeira, este centro goza de una ubicación estratégica, a unos 1,000 kilómetros del continente portugués. La creación del MIBC por parte del Gobierno portugués se basa en la idea de capitalizar su ubicación remota, en consonancia con la normativa de la Unión Europea destinada a respaldar las regiones ultraperiféricas. Hasta 2027, todas las empresas registradas en el Centro Internacional de Negocios de Madeira se benefician de un atractivo tipo preferencial del impuesto de sociedades del 5%. Este porcentaje iguala al MIBC con jurisdicciones de baja tributación ampliamente reconocidas.

Los beneficios de establecer un negocio en Madeira son evidentes:

  • Tipo de Impuesto de Sociedades Reducido: Disfrute de un reducido tipo del 5% en el impuesto de sociedades.
  • Ausencia de Controles de Divisas: Experimente la libertad de movimientos de capitales, ya que el Banco Nacional de Portugal supervisa transacciones superiores a 5,000 euros.
  • Exención de Impuestos Continentales: Obtenga una exención de los impuestos portugueses aplicados en el continente.
  • Derechos de Aduana Nulos: Benefíciese de derechos de aduana nulos al importar y exportar mercancías dentro de la Unión Europea. Es importante destacar que las materias primas deben provenir de fuentes locales o de países no pertenecientes a la UE para acceder a este beneficio.
  • Acuerdos para Evitar la Doble Imposición: Aproveche los acuerdos bilaterales que evitan la doble imposición entre Portugal y más de 60 países en todo el mundo.

Aquí se detallan los requisitos que las empresas extraterritoriales registradas en Madeira deben cumplir para mantener la substancia:

  • Alquiler de Oficinas en la Comunidad Autónoma.
  • Empleo de un Director y un Contable residentes en Madeira.

Creación de nuevas oportunidades de empleo, especialmente en el sector manufacturero, para los residentes.

El Centro Internacional de Negocios de Madeira ofrece tipos impositivos y tasas reducidas que incluyen:

  • Tipo impositivo del 5% en el Impuesto de Sociedades (IRC).
  • Tipo impositivo del 22% en el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).
  • Tipo impositivo del 0% en Portugal sobre dividendos, intereses y cánones pagados a no residentes.
  • Exención del Impuesto sobre Plusvalías.
  • Derechos de inscripción de 1,500 euros.
  • Canon anual de licencia que varía entre 1,000 y 1,500 euros.

En determinadas condiciones, las empresas extraterritoriales pueden beneficiarse de un crédito fiscal del 50% en el impuesto de sociedades.

Programe una consulta con International Wealth para experimentar los beneficios del Centro Internacional de Negocios de Portugal y obtener información valiosa sobre la fiscalidad de las empresas extraterritoriales. El equipo de expertos de International Wealth está comprometido en brindarle la asistencia que necesita, ya sea en el ámbito de los permisos de residencia, el registro de empresas en Portugal o la apertura de cuentas en prestigiosos bancos internacionales. En International Wealth, encontrará la orientación que busca.

¿Es Portugal un verdadero paraíso fiscal?

Aunque Portugal no se clasifica como una jurisdicción extraterritorial debido a sus políticas fiscales convencionales para personas físicas y empresas, destaca por su atractivo régimen fiscal denominado Residente No Habitual (RNH). Este régimen otorga a los residentes una exención de impuestos en Portugal durante un período de diez años en relación a diversos tipos de ingresos generados en el extranjero. Además, al registrar una empresa en el Centro Internacional de Negocios de Madeira, estas compañías disfrutan de un reducido tipo impositivo del 5% en el impuesto de sociedades.

¿De qué ventajas fiscales sobre la renta personal disfrutan los inmigrantes en Portugal?

Si pasa más de 183 días en Portugal y establece su residencia fiscal allí en el ejercicio fiscal siguiente, tiene la opción de acceder al beneficioso estatuto de Residente No Habitual (RNH). Este estatuto, concedido por un período de diez años, conlleva exenciones fiscales para los ingresos personales generados en el extranjero, abarcando dividendos, intereses y cánones. No obstante, los ingresos por pensiones procedentes de otros países están sujetos a un tipo impositivo del 10%. Estas condiciones fiscales son especialmente favorables para los inmigrantes en la Unión Europea.

¿Es elevada la presión fiscal a la que se enfrentan las empresas en Portugal y qué medidas existen para reducirla?

En Portugal, las empresas generalmente se enfrentan a un tipo estándar del 25% en el impuesto de sociedades. No obstante, la región autónoma de Madeira alberga una zona económica internacional que brinda a las empresas un atractivo régimen fiscal. Las compañías establecidas en esta zona disfrutan de un reducido tipo impositivo del 5% en el impuesto de sociedades. Además, bajo ciertos criterios, tienen la oportunidad de acceder a un crédito fiscal del 50%. Este marco normativo está vigente hasta 2027, con la posibilidad de una extensión posterior.

¿Necesita una consulta?
Ayúdenos a hacer que el portal sea aún más informativo, actualizado y valioso para usted y su negocio.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.