El mayor portal sobre protección y diversificación de activos internacionales

Horas Laborales 9:00-18:00 wknd
icon-skype-png icon-telegram-png icon-viber-png icon-whatsapp-png

El mayor portal sobre protección y diversificación de activos internacionales

Horas Laborales
9:00-18:00 wknd
+372 5 489 53 37
+381 6911 12327

Banca Offshore: Historia de la Evolución de los Paraísos Fiscales

Los conceptos de banca extraterritorial y paraísos fiscales a menudo se malinterpretan. La información sobre ellos generalmente aparece en las noticias que revelan las reservas de riqueza global de las élites modernas. Por lo tanto, el conocimiento imparcial del público en general sobre la historia de la banca extraterritorial y la evolución de los paraísos fiscales es muy limitado.

Sin embargo, las oportunidades comerciales en el extranjero están adquiriendo un papel importante en el contexto de la recesión económica mundial y la búsqueda de 360 grados de opciones de recuperación por parte de todos. No es de extrañar que nuestros lectores nos envíen solicitudes de detalles específicos, análisis y ventajas de diferentes jurisdicciones.

Este artículo analiza muchas cuestiones de actualidad y proporciona información útil.

Definiciones y la génesis del estatus offshore

Se desconoce la fecha exacta de origen de los paraísos fiscales. Sin embargo, la mayoría de los expertos coinciden en que aparecieron junto con los primeros derechos e impuestos introducidos en la Antigua Roma.

El término ‘ offshore ‘ significa ‘en el extranjero’ para clientes no residentes que operen u operan en el territorio de un país extranjero. En este artículo usamos el término en español “extraterritorial” como un equivalente.

Un ‘ refugio (haven) ‘ es un ‘centro’, aunque muchos lo asocian con la palabra mal escrita ‘cielo’.

OFC

También hay una frase menos vaga, ‘un centro financiero extraterritorial ‘ (OFC), que se usa para definir una ciudad, un área o un país que ofrece muchos incentivos fiscales, aranceles leales de importación y exportación y otros beneficios para inversores internacionales y no residentes. clientes de instituciones financieras para atraer negocios, capital y tecnologías, y ayudar a la economía nacional a través de reformas fundamentales. Este término fue acuñado en la década de 1970. En 2000, el FMI definió los siguientes 4 atributos de los OFC:

  • Orientación primaria hacia no residentes
  • Ambiente regulatorio favorable
  • Régimen de baja o nula tributación
  • Desproporción entre el tamaño del sector financiero y las necesidades de financiamiento interno.

‘OFC’, ‘paraísos fiscales’, ‘jurisdicciones extraterritoriales’, ‘centros financieros internacionales’, ‘economías de paso’: son las expresiones que la IFC y la mayoría de los académicos utilizan en su mayoría de manera intercambiable.

Sin embargo, existen serios desacuerdos entre las políticas de la OCDE y la UE cuando definen alguna jurisdicción como paraíso fiscal.

Jurisdicciones extraterritoriales

El término ‘ una jurisdicción extraterritorial ‘ normalmente se refiere a un país que crea las condiciones más favorables para los no residentes en términos de desgravaciones fiscales y otros incentivos posibles, incluida la mínima interferencia en los asuntos comerciales de los clientes corporativos y privados de las instituciones financieras, y la máxima confidencialidad .

Los paraísos fiscales extraterritoriales se especializan en servicios financieros y empresariales para no residentes en el país, ofreciendo una gama más amplia de oportunidades:

  • impuesto de sociedades nulo o reducido
  • protección de capital
  • secreto bancario y confidencialidad de datos privados
  • cuentas extraterritoriales que pueden abrir ciudadanos de cualquier país con fines privados y comerciales
  • internacionalización del ámbito de la entidad empresarial y su penetración en los mercados internacionales.

Los empresarios extranjeros en dichas jurisdicciones se sienten atraídos por un entorno financiero más liberal que en su país de residencia. Sin embargo, están sujetos a las reglas establecidas de intercambio de información y deben cumplirlas.

Notice blue

Los paraísos fiscales extraterritoriales actúan de forma absolutamente legal y no tienen nada que ver con los conceptos erróneos que a menudo promueven algunos medios de comunicación. Un paraíso fiscal, un centro, un centro financiero extraterritorial o una jurisdicción es solo un país o un área que ofrece condiciones fiscales más favorables que otros países.

Los paraísos fiscales

Las jurisdicciones extraterritoriales tienen un largo historial de brindar beneficios financieros a personas y entidades de otros países. El principal objetivo de este estatus adquirido por dichas áreas es atraer capitales a la economía nacional y generar un impacto positivo en el desempeño general del negocio local e internacional.

El auge y la evolución de los paraísos fiscales

La primera evidencia de zonas fiscales se refiere a la Antigua Roma, siglo II a.C. En ese momento, Roma decidió convertirse en el líder insuperable en el comercio, habiendo cambiado el destino principal de las antiguas rutas comerciales: en lugar del estado insular de Rodas en una encrucijada entre Europa, Medio Oriente y África, todos los comerciantes fueron dirigidos a un impuesto. -Puerto franco en la isla de Delos. A pesar de que el impuesto comercial en Rodas era bajo, solo del 2%, el régimen de inmunidad fiscal de Delos era más atractivo, lo que contribuyó al declive del comercio de Rodas y puso fin a la era de prosperidad comercial de Atenas.

En el siglo XV continuó el desarrollo de los negocios offshore. Los comerciantes vendían productos de Europa en Flandes, sin pasar por Inglaterra, debido a los impuestos más bajos y la falta de restricciones para los comerciantes.

En el siglo XVIII, una situación similar se desarrolló en América Latina, que fue elegida por los comerciantes norteamericanos por su renuencia a pagar impuestos de importación.

En 1713, Suiza fue el primer país en adoptar una ley sobre el secreto bancario, la confidencialidad y el anonimato de los beneficiarios. La industria bancaria de este estado es conocida como un paraíso fiscal para ciudadanos de muchos países: préstamos al gobierno francés en el siglo XVIII, entradas de capital de Alemania, Rusia, América del Sur y otros países durante la Primera y Segunda Guerra Mundial.

En 1814, tras las Guerras Napoleónicas, se celebró el Congreso de Viena. Entre sus acuerdos, estaba el reconocimiento de la neutralidad de Suiza por las potencias extranjeras. La soberanía del país más bajos impuestos fue el siguiente paso en la consolidación del estatus de jurisdicción offshore como un sector confiable para transacciones financieras y custodia de activos.

En la década de 1900, después del final de la Gran Guerra, muchos estados de Europa aumentaron drásticamente sus tasas impositivas para recuperar las economías dañadas. Sin embargo, Suiza mantuvo su neutralidad y trató de evitar tales gastos en la modernización de la infraestructura. Esta política dio como resultado impuestos asequibles y una entrada considerable de inversiones extranjeras.

El término ‘paraíso fiscal’ se refería originalmente al impuesto sobre la renta de las personas físicas de los ciudadanos y se utilizó desde 1920 hasta 1950 como indicación de las jurisdicciones en las que se puede jubilar y reducir la carga fiscal. Después de 1950, la mayoría de los países comenzaron a utilizar los paraísos fiscales para hacer frente a las responsabilidades corporativas y globales. Esta estrategia dependía directamente de los tratados de doble imposición mutuamente beneficiosos entre países. Como regla general, un país más pequeño tenía impuestos bajos, mientras que los países más grandes tenían tasas más altas. Como ejemplo, en 1960 Gran Bretaña estableció un impuesto máximo del 90%, fomentando así el desarrollo de sus territorios dependientes, que luego se convirtieron en pequeñas naciones independientes con sectores financieros avanzados. Naturalmente, los empresarios eligieron estados más pequeños donde pudieran disfrutar de impuestos moderados.

En la década de 1960, se adoptó la legislación británica, que otorga el derecho a utilizar fideicomisos. Esto proporcionó a los bancos británicos la libertad de realizar transacciones no reguladas con personas extranjeras. Incluso después del colapso del Imperio Británico, muchas de sus antiguas filiales utilizaron este enfoque en sus economías nacionales, manteniendo refugios seguros para los inversores extranjeros.

La ley de exención total del impuesto sobre la renta se adoptó en Panamá en el siglo XX. Posteriormente, se agregaron beneficios adicionales al régimen offshore en otros países, incluyendo la ciudadanía por inversión y aranceles aduaneros favorables. Simultáneamente con Panamá, comenzaron a tomar forma nuevas jurisdicciones extraterritoriales en Luxemburgo y las Antillas.

Desde la década de 1970, el mundo ha sido testigo del endurecimiento de los regímenes fiscales y la modernización del impuesto sobre las ganancias y las tasas del IVA, así como la expansión de la globalización y la internacionalización del comercio, lo que impulsó el desarrollo de la economía mundial. Muchos empresarios ampliaron sus mercados, lanzaron sus instalaciones de fabricación en otros países y los estados comenzaron a desarrollar activamente zonas extraterritoriales en sus territorios, atrayendo así capital extranjero.

Para desarrollar instrumentos corporativos desde la década de 1980, muchos países han revisado los objetivos de su legislación, liberando así a los inversores de la carga fiscal local. Surgieron así las llamadas ‘sociedades liberadas’ y ‘corporaciones comerciales internacionales’.

Sin embargo, las zonas extraterritoriales atrajeron no solo a empresas y familias de renombre, sino que, lamentablemente, también han sido exploradas activamente por delincuentes y lavadores de dinero que realizaron retiros de activos a través de extraterritoriales para asegurar cuentas bancarias. Naturalmente, las autoridades reguladoras no podían tolerar tales casos. Entonces, comenzó una nueva era para las jurisdicciones extraterritoriales: tenían que cumplir con las nuevas regulaciones y volverse más transparentes.

Industria en alta mar

En la actualidad, la industria offshore ha abarcado casi todos los países del mundo, pero ya no brinda el 100% de confidencialidad que solía estar disponible en el nacimiento de los paraísos fiscales. Las zonas offshore modernas se establecen no solo por países sino también por algunas partes e incluso ciudades. Por ejemplo, los estados de Florida, Texas, EE. UU. son tales jurisdicciones. Algunos, como Turquía, se autodenominan zonas económicas libres (FEZ), otro sinónimo de offshore.

Al seleccionar un país offshore para iniciar un negocio, diversificar activos o ingresar al mercado internacional, se deben considerar los vínculos y acuerdos establecidos entre los países. Es necesario analizar muchos más factores para tomar decisiones acertadas. Nuestro principal consejo es seguir las recomendaciones de expertos experimentados.

International Wealth ofrece servicios de pago de diferentes tipos:

  • apertura de cuentas en el extranjero
  • segunda ciudadanía
  • movimiento a otro país
  • Incorporación de la compañía
  • adquisición de un negocio offshore (empresas de estanterías)
  • servicios contables, legales, consultoría, etc.

los Para conocer la lista de países donde puede obtener todos estos y otros servicios, comuníquese con nosotros a la dirección de correo electrónico mencionada en la parte superior de esta página.

¿Qué es un país offshore y cuáles son los beneficios para los no residentes?

La jurisdicción extraterritorial es un centro financiero extraterritorial que brinda servicios a no residentes en condiciones favorables. Una zona offshore es todo un país o parte de él, donde los extranjeros pueden iniciar un negocio, comprar una empresa inactiva, pagar un impuesto corporativo a una tasa ventajosa o estar completamente exentos del mismo. La gama de privilegios de los centros extraterritoriales varía de un país a otro. Por ejemplo, Nevis es conocida por su confidencialidad, mientras que las Islas Caimán ofrecen servicios financieros y de inversión atractivos. Las principales ventajas para los extranjeros que han elegido centros financieros extraterritoriales son las bajas tasas impositivas, el acceso al mercado internacional, la legalidad de los negocios y la protección de activos.

¿Qué país es reconocido como el primer centro financiero offshore del mundo?

Uno de los primeros países extraterritoriales conocidos desde el siglo XVIII y existentes en la actualidad es Suiza. Las zonas en alta mar como Gran Bretaña, Luxemburgo, Hong Kong, Mónaco, EE. UU., Singapur y los Emiratos Árabes Unidos también han conservado su atractivo.

¿Por qué necesitamos zonas offshore y cuál es su esencia?

Las jurisdicciones y zonas extraterritoriales están diseñadas para personas ricas, inversionistas y empresarios para abordar temas como oportunidades de inversión atractivas, diversificación de activos para preservarlos y multiplicarlos, registro de subsidiarias en el extranjero, hacer negocios a distancia (corporación de Internet), activos y administración de propiedades a través de fideicomisos, trabajo y negocios en múltiples países. Todas estas tareas tienen un objetivo común: encontrar un paraíso fiscal rentable y reducir la carga financiera.

¿Necesita una consulta?
Ayúdenos a hacer que el portal sea aún más informativo, actualizado y valioso para usted y su negocio.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.