Las mejores cuentas bancarias para expatriados

La banca extraterritorial es un tipo de servicio bancario que ofrece a los clientes la posibilidad de gestionar sus finanzas en una jurisdicción extranjera. Esta práctica bancaria consiste en abrir una cuenta en un banco situado fuera del país de origen del cliente, a menudo en un lugar con leyes y normativas fiscales favorables. Aunque el término «offshore» suele evocar imágenes de exóticos destinos insulares, muchos bancos offshore están situados en países continentales. Algunos ejemplos notables de centros bancarios extraterritoriales son Panamá, Belice, Luxemburgo, Suiza y otros países que ofrecen atractivos servicios financieros tanto a particulares como a empresas.

Cuenta offshore para expatriados

Es cierto que algunos expertos consideran que cualquier banco extranjero que brinde servicios a clientes no residentes puede ser clasificado como un banco extraterritorial u offshore. La principal ventaja de la banca offshore es la posibilidad de reducir las obligaciones fiscales en los países donde el banco está registrado. Además, estos bancos suelen ofrecer mayor confidencialidad y discreción en relación con la información personal de los depositantes. En comparación con los bancos onshore, los bancos offshore pueden tener estructuras financieras más complejas y comisiones de transacción más altas debido a los requisitos regulatorios adicionales. A pesar de estos desafíos, la banca offshore sigue siendo una opción popular para personas y entidades que desean diversificar sus carteras financieras y aprovechar las leyes fiscales favorables.

El término «banco offshore» se originó en las Islas Británicas del Canal, ubicadas frente a la costa noroeste de Francia. Fue allí donde se establecieron los primeros bancos que podían atraer inversiones sin pagar impuestos. En la actualidad, muchas jurisdicciones donde se encuentran los bancos offshore no gravan los depósitos que reciben.

Sin embargo, es importante aclarar dos conceptos erróneos comunes sobre la banca offshore. El primero es que abrir una cuenta offshore es ilegal, lo cual no es cierto. La legalidad o ilegalidad dependerá de la cumplimiento de las leyes y regulaciones aplicables en cada jurisdicción. El segundo concepto erróneo es que la banca offshore está exclusivamente reservada para personas extremadamente ricas. Sin embargo, algunos bancos ofrecen la posibilidad de abrir una cuenta offshore con montos iniciales accesibles para un público más amplio. Por lo tanto, cualquier persona puede beneficiarse de las ventajas de la banca offshore, siempre y cuando cumpla con las leyes y regulaciones correspondientes.

Un banco offshore suele ser elegido por personas con determinadas características. Estas son algunas de las características que pueden tener y los objetivos que pueden perseguir:

  • buscar tipos de interés y servicios financieros más competitivos que los ofrecidos por los bancos locales
  • viven en un país con poca estabilidad política y/o estrictos controles de capital que limitan su libertad financiera
  • quieren proteger sus activos de la inestabilidad política o económica de su país de origen
  • son viajeros frecuentes, expatriados o nómadas digitales que necesitan acceder a sus fondos desde cualquier lugar del mundo
  • tienen intereses comerciales internacionales y necesitan gestionar sus finanzas en múltiples jurisdicciones
  • valoran la privacidad y confidencialidad que ofrecen las jurisdicciones bancarias extraterritoriales
  • invertir en activos en el extranjero como criptomonedas, bienes inmuebles en el extranjero o futuros de materias primas si no disfrutan de la oportunidad en su estado de origen.
  • desean optimizar los impuestos.

La banca offshore es una opción inteligente para cualquiera, especialmente para los expatriados. Nota: todas las transacciones offshore deben ser declaradas y gravadas de acuerdo con las leyes y reglamentos pertinentes. Con una planificación y un cumplimiento adecuados, la banca offshore puede ofrecer muchas ventajas y oportunidades para la gestión y el crecimiento del patrimonio.

Los mejores bancos internacionales para expatriados

Para los expatriados, la banca offshore puede proporcionar numerosas ventajas. He aquí algunas razones:

  • Los expatriados pueden mantener sus actividades bancarias principales a través de las antiguas cuentas que tienen en un país de residencia.
  • La banca offshore permite a los expatriados elegir un banco offshore para todos los pagos derivados de nuevas fuentes de ingresos, como nuevos empleadores o empresas.
  • Con una cuenta extraterritorial, los expatriados tienen la comodidad de realizar pagos en cualquier parte del mundo.
  • Abrir una cuenta multidivisa permite a los expatriados ahorrar dinero en la conversión de divisas y recibir o efectuar pagos en la moneda deseada.
  • Los expatriados pueden retirar efectivo, pagar compras y recargar sus cuentas utilizando tarjetas.
  • Los centros offshore pueden ser beneficiosos para que los expatriados creen ahorros, gestionen inversiones y transfieran fondos a distintas partes del mundo.

La gestión financiera transfronteriza para la mayoría de los expatriados implica tener al menos dos cuentas bancarias. Una cuenta se utiliza para transacciones locales, mientras que la otra es una cuenta extraterritorial que les permite recibir y gastar dinero en diferentes monedas, financiar viajes y cubrir los gastos de reubicación hasta que puedan abrir una nueva cuenta en su nuevo país de residencia.

Para muchos expatriados, mantener una relación bancaria con una institución financiera en su país de origen es estratégico, especialmente si no planean renunciar a su ciudadanía o cortar todos los lazos con su país de origen. Esto les permite regresar cuando lo deseen y mantener su historial bancario y crediticio. Además, una cuenta bancaria en su país de origen les brinda una sensación de seguridad financiera y les permite ayudar a sus seres queridos o realizar transacciones locales importantes.

Depender únicamente de una cuenta bancaria local en el extranjero puede ser arriesgado debido a los controles de divisas y las restricciones financieras que pueden limitar la flexibilidad. No se recomienda que los expatriados transfieran todos sus activos y fondos al nuevo país de residencia, ya que podrían quedar sujetos al sistema fiscal local y tener que pagar impuestos adicionales.

Una alternativa a considerar es la apertura de una cuenta bancaria offshore, que brinda mayor flexibilidad y privacidad en la gestión financiera. Al mantener una parte de los activos en una cuenta offshore, los expatriados pueden potencialmente reducir su carga fiscal y tener más control sobre su futuro financiero. Sin embargo, es importante tener en cuenta las implicaciones legales y reglamentarias de la banca offshore antes de tomar una decisión.

La banca offshore puede ser una herramienta útil para los expatriados, pero también conlleva riesgos e inconvenientes potenciales. Cada expatriado debe evaluar cuidadosamente su situación financiera, objetivos y necesidades antes de decidir si una cuenta bancaria offshore es la opción adecuada para ellos.

Ventajas de la banca extraterritorial para expatriados

Los expatriados tienen la ventaja de realizar transacciones bancarias en varias divisas a través de una cuenta multidivisa, lo que resulta ventajoso para quienes viven en varios países o invierten en diversas regiones de todo el mundo.

Mantener ahorros en una cuenta bancaria offshore puede ayudar a los expatriados a evitar diversos riesgos:

  • inflación elevada
  • devaluación de la moneda
  • inestabilidad política, social y económica en su país de residencia.

La banca extraterritorial ofrece a los expatriados la ventaja de beneficiarse de un sistema fiscal territorial, lo cual les permite evitar impuestos sobre los ingresos obtenidos fuera de su país de residencia. Esto resulta en un importante ahorro fiscal. Al mantener fondos en una cuenta bancaria extraterritorial, los expatriados también pueden protegerse de las fluctuaciones monetarias y otros riesgos asociados a la inestabilidad económica local.

Las cuentas internacionales o extraterritoriales están disponibles en diversas instituciones financieras, como bancos y sistemas de pago. Estas cuentas ofrecen a los expatriados una forma conveniente de acceder a sus fondos a través de servicios bancarios como la banca en línea, la banca telefónica y los cajeros automáticos. Estos servicios están disponibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana, independientemente de la zona horaria en la que se encuentren.

Las cuentas offshore ofrecen a los expatriados una mayor privacidad, pero se recomienda utilizar sociedades offshore para una protección aún mayor.

Una cuenta bancaria extraterritorial puede ser una herramienta útil para los expatriados que deseen proteger sus activos de futuros impuestos de sucesiones. Estas cuentas en el extranjero, asociadas a fideicomisos o empresas, se utilizan comúnmente como parte de una estrategia más amplia para legalmente minimizar los impuestos sobre bienes inmuebles y otros activos tras el fallecimiento del propietario.

Dado que varios bancos occidentales importantes tienen divisiones offshore, los expatriados tienen la opción de combinar cuentas offshore y onshore dentro del mismo grupo bancario.

El equipo de International Wealth brinda asistencia a clientes de todo el mundo en la apertura de cuentas personales y empresariales. Durante una consulta gratuita, evaluamos las mejores soluciones viables, teniendo en cuenta su situación y objetivos únicos. En International Wealth, proporcionamos a los clientes orientación y apoyo completo durante todo el proceso de apertura de cuentas.

Optar por una cuenta bancaria extraterritorial como centro principal para almacenar sus ahorros le brinda la oportunidad de contar con un gestor personal dedicado. Este servicio exclusivo es especialmente beneficioso para los expatriados que deseen disfrutar de un enfoque personalizado y adaptado a la gestión de fondos en un banco extranjero.

Inconvenientes de la banca extraterritorial para expatriados

Lamentablemente, en la década de 2010, el término «offshore» se ha asociado comúnmente con actividades ilícitas y poco éticas, como el blanqueo de dinero y la evasión fiscal, en la percepción del público. Como resultado, las personas que poseen una cuenta bancaria offshore pueden ser juzgadas desde esa perspectiva, incluso si sus transacciones offshore son totalmente legítimas. Es fundamental tener cuidado al hablar sobre los activos offshore y considerar con quién y cómo se comparte esa información.

También es importante tener en cuenta la reputación de la jurisdicción en la que se encuentra su cuenta offshore. Esto no solo afecta la percepción social, sino que también tiene implicaciones en el éxito de las transacciones comerciales y la protección de los activos. En International Wealth, nuestro equipo de expertos selecciona cuidadosamente países, territorios y bancos que han demostrado ser confiables y ofrecer servicios de calidad. Valoramos la confianza como un aspecto fundamental en la banca offshore y nos tomamos el tiempo necesario para investigar todas las opciones antes de recomendarlas a nuestros clientes.

Es importante tener en cuenta la confidencialidad de los activos offshore. Revelar información financiera confidencial puede tener graves consecuencias, por lo que recomendamos encarecidamente a todos nuestros clientes que tomen las precauciones necesarias para proteger su privacidad.

Cuando se abre una cuenta bancaria offshore para un expatriado, es crucial revisar minuciosamente los términos y condiciones de la cuenta. Algunos bancos pueden exigir saldos mínimos más altos, cobrar tarifas adicionales por ciertas transacciones u aplicar otros cargos que pueden acumularse rápidamente. Comprender estas condiciones y comisiones de antemano es fundamental para evitar sorpresas desagradables en el futuro.

Es importante tener en cuenta que los servicios bancarios para expatriados en países extranjeros suelen ser más costosos y menos convenientes que los servicios en su país de origen. Los expatriados pueden enfrentarse a desafíos como la diferencia horaria, las barreras lingüísticas y otros obstáculos que dificultan las operaciones bancarias. Por lo tanto, es importante elegir un banco que ofrezca un buen servicio de atención al cliente y asistencia para superar estos desafíos.

Si tiene cuentas en el extranjero, es posible que deba declararlas a las autoridades fiscales del país en el que reside fiscalmente y pagar impuestos sobre ellas en el futuro. No hacerlo puede conllevar sanciones graves y consecuencias legales. Es fundamental familiarizarse con las leyes y regulaciones fiscales tanto de su país de origen como del país donde se encuentra la cuenta para evitar malentendidos o problemas en el futuro. Por ejemplo, los ciudadanos de Estados Unidos están obligados a pagar impuestos al Servicio de Impuestos Internos (IRS) independientemente del país en el que residan o de la jurisdicción en la que se haya abierto la cuenta, siempre y cuando el saldo supere los 10.000 dólares.

Para garantizar una comprensión completa, aprovechar las ventajas y minimizar los riesgos, es esencial buscar el asesoramiento de expertos. En International Wealth, nuestros especialistas han brindado servicios de consultoría offshore desde 2011. Estamos al tanto de los cambios y tendencias en el sector bancario a nivel mundial y consideramos la situación global actual. Nuestro equipo ayuda a expatriados, empresarios e inversores a proteger sus activos, registrar empresas y obtener permisos de residencia, residencia permanente o ciudadanía en nuevos países.

Si ya está trabajando en el mercado internacional o planea hacerlo, ofrecemos consultas gratuitas para ayudarlo a navegar por las complejidades de la banca offshore. Nuestro equipo de International Wealth tendrá en cuenta sus necesidades individuales y le recomendará el país más apropiado para abrir una cuenta offshore. Trabajamos con una amplia red de bancos y sistemas de pago extranjeros y lo guiaremos hacia la mejor solución para lograr sus planes exitosamente.

Si necesita una consulta, no dude en enviarnos un correo electrónico a info.es@offshore-pro.info o llamarnos a nuestros números de teléfono: +381 6911 12327 y +372 5 489 53 37 . También puede ponerse en contacto con los expertos de International Wealth utilizando cualquiera de los métodos de comunicación en línea que aparecen en esta página.

Nuestro equipo creará una hoja de ruta personalizada que se ajuste con precisión a sus objetivos, garantizará un resultado satisfactorio y le ofrecerá asistencia continua siempre que sea necesario.

¿Necesita una consulta?
Ayúdenos a hacer que el portal sea aún más informativo, actualizado y valioso para usted y su negocio.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.